El Foro de Ermua no es partidario de la violencia pero comprende la reacción del afectado por la bomba de ETA en Lazkao

Pone sus servicios jurídicos a disposición del vecino que atacó la 'herriko' taberna, contra la que está estudiando acciones legales MADRID, 25 (EUROPA PRESS) El Foro de Ermua rechazó hoy el uso de la violencia como respuesta al terrorismo pero reconoció que comprende la reacción de Emilio Gutiérrez, el ciudadano de Lazkao (Guipúzcoa) que atacó la 'herriko' taberna de la localidad después de que su casa resultase afectada por la bomba que ETA colocó en la sede socialista del municipio. "En el Foro de Ermua somos partidarios de un estado de derecho que funcione y proteja a sus ciudadanos y en el que nadie se tome la justicia por su mano --argumentó el colectivo--. No defendemos el recurso a la violencia no legal como respuesta al terrorismo. Sin embargo, la conducta de Emilio Gutiérrez resulta comprensible ante la agresión sufrida por él y su familia y la provocación insufrible de la impunidad de la estructura pública de los terroristas". De esta forma, el Foro de Ermua animó a repasar el contexto en el que Gutiérrez decidió arremeter contra la 'herriko' taberna y recordó que en numerosos pueblos del País Vasco "no se vive en una democracia real sino bajo la dictadura de los terroristas". Además, apuntó los "graves daños" que la bomba de ETA ocasionó en su vivienda y denunció que las 'herriko' tabernas "forman parte del entramado" de la organización terrorista. Además, denunció que el local lucía propaganda de la ilegalizada D3M, por lo que está estudiando la posibilidad de iniciar acciones legales contra sus responsables "por un delito de cooperación con banda terrorista". FRACASO Y ABDICACIÓN DEL ESTADO A su juicio, "una de las causas" de la actuación de este vecino de Lazkao es "el fracaso y la abdicación" del Estado al permitir que los terroristas mantengan estos centros, lo que consideran "una provocación permanente". El Foro de Ermua también recordó que Gutiérrez actuó "a cara descubierta y asumiendo las consecuencias de sus actos" y que además no provocó ningún daño personal ni opuso resistencia a su detención. Por ello, puso a disposición "de esta víctima del terrorismo" los servicios jurídicos del Foro de Ermua.