El juez de Belfast ordena para Villanueva fianza de 5.500 euros y estar en casa entre 21:00 y 07:00 horas

LONDRES, 22 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán)

El español detenido esta mañana en Belfast en virtud de una orden europea de detención (OED) dictada por la Audiencia Nacional por delitos de terrorismo, Arturo Villanueva, ha tenido que depositar 5.000 libras (unos 5.500 euros) en concepto de fianza, según las condiciones impuestas para la libertad condicional por el juez norirlandés Tom Burgess.

Burgess, el mismo magistrado que tramita el proceso de extradición a España del ex preso de ETA Iñaki de Juana Chaos, determinó también un toque de queda que impedirá a Villanueva, de 32 años y vinculado hasta 2005 a las organizaciones juveniles próximas a ETA Segi, Haika y Jarrai, salir a la calle entre las 21.00 horas y las 7.00.

Asimismo, el joven, quien tiene fijada su próxima comparecencia el 13 de mayo, deberá estar en su residencia en la capital del Ulster cada vez que la Policía lo reclame y deberá presentarse diariamente en comisaría a una hora todavía por determinar. Aparte, no podrá abandonar Irlanda del Norte y ha tenido que depositar toda su documentación.

Villanueva, fue arrestado en la parte oeste de la capital del Ulster en virtud de una orden europea de detención (OED) y, tras su presencia inicial en dependencias judiciales, fue finalmente trasladado al Complejo Judicial de Laganside, en el que desde noviembre también tiene lugar el proceso de De Juana.

Allí el magistrado norirlandés informó a Villanueva de la 'euroorden' y éste confirmó que rechaza su extradición, de modo que ha quedado en libertad bajo fianza hasta la comparecencia fijada para el 13 de mayo. Por su parte, el Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI, en sus siglas en inglés) confirmó que el proceso ha concluido con esta detención y no hay ninguna operación abierta para proceder a nuevos arrestos.

Villanueva había huido antes de que la Audiencia Nacional celebrara en 2005 el juicio contra las organizaciones juveniles del entorno cercano a ETA Jarrai, Haika y Segi. El fiscal pedía a 14 años de cárcel por integración en organización terrorista, informaron a Europa Press fuentes jurídicas.