El ministro de Fomento afirma que "la aceleración" de las obras del TAV dará "una respuesta contundente" a ETA

Blanco confía en que el PP vasco mantendrá su "compromiso" con López y pide al PNV que se pregunte por qué no ha podido formar gobierno

BILBAO, 17 (EUROPA PRESS)

El ministro de Fomento, José Blanco, aseguró hoy que se puede "imprimir una mayor celeridad en la ejecución de las obras" del Tren de Alta Velocidad (TAV) en Euskadi, con lo que, una vez concluida la infraestructura, "dar una respuesta contundente" a ETA.

Además, dijo que no tiene razones para "dudar" de que el PP vasco mantendrá su "compromiso" de apoyo al lehendakari, Patxi López, así como que el PNV debería preguntarse por qué "los ciudadanos no les dieron la confianza suficiente para poder gobernar".

En una entrevista en el diario El Correo, recogida por Europa Press, el ministro defendió que la alta velocidad vasca es "un símbolo de progreso, de colaboración entre gobiernos y de desafío frente a aquellos que no quieren que una sociedad avance".

Sobre el grado de ejecución de estas obras, se mostró "razonablemente satisfecho", aunque reconoció que se puede "imprimir una mayor celeridad". "La acción concertada entre ambos gobiernos, el vasco y el de España, será clave para reforzar la seguridad de empresas y trabajadores y para superar las dificultades que todavía tenemos en algunos ayuntamientos que se niegan a colaborar", añadió.

Blanco explicó que la aceleración de los trabajos del TAV no vendrá de un aumento de la inversión, sino de estudiar la forma de "agilizar los proyectos que están en elaboración", de "avanzar en las expropiaciones en aquellos ayuntamientos difíciles" y de analizar "con las empresas cómo anticipar la ejecución de los tramos que están siendo licitados".

Preguntado por la fecha prevista para ver finalizada la alta velocidad ferroviaria en Euskadi, se negó a anticipar un año, aunque resaltó que "la intención del Gobierno no es retrasar, sino acelerar las previsiones".

En cuanto a la colaboración con el Gobierno vasco para este asunto, señaló que la relación estará "bien engrasada", puesto que se comparte "proyecto, objetivos y queremos que esta apuesta salga bien".

"Tenemos una gran confianza en el nuevo lehendakari. Es cierto que la parte de la obra encargada al Gobierno vasco -el ramal guipuzcoano-, va con un poco más de retraso, pero estamos viendo cómo darle entre todos un empujón", explicó.

EMPRESARIOS

El ministro también aseguró que ha mantenido contactos con varios empresarios implicados en las obras del TAV, "singularmente con la familia de Inaxio Uria", asesinado por ETA en diciembre y cuya empresa participa en la realización de la 'Y vasca'.

En este sentido, dijo que ha expresado "a todos ellos el apoyo y la consideración del Gobierno", puesto que estos empresarios "tienen el compromiso de trabajar activamente en esta infraestructura y todos me han trasladado sus preocupaciones en materia de seguridad", cuestión que será estudiada "para reforzarla, si cabe, más aún".

Blanco también subrayó que las últimas licitaciones han recibido las ofertas de más de una veintena de personas, lo que supone "una respuesta ante el desafío de los terroristas y de aquellos que quieren negar el progreso y el bienestar de una sociedad pujante, que necesita de estas infraestructuras para seguir liderando el crecimiento económico". "Demuestra que tenemos empresarios no sólo comprometidos, sino que tienen valores y que responden a los desafíos de la sinrazón y del terror", insistió.

Sobre el movimiento contrario al TAV, advirtió de que es "muy limitado" y sus miembros se quedarán "aislados" porque la alta velocidad "se hará" en Euskadi. "Cuanto antes se pueda concluir, antes podremos demostrar que se equivocan y antes daremos una respuesta contundente a quienes quieren negar el pan y la sal a la sociedad vasca", remarcó.

Asimismo, recordó que está "garantizada" la conexión entre el TAV vasco y el navarro, que será impulsada aunque queda "mucho que hacer y los recursos son limitados".

Por otro lado, en cuanto a la curiosidad despertada por la alta velocidad ferroviaria española en Estados Unidos, reconoció que esto le ha llenado de "satisfacción" porque esta infraestructura se ha convertido en "un modelo" para la Administración norteamericana, algunos de cuyos representantes han aceptado venir a España a finales de mes para conocer los proyectos estatales. "Es también una oportunidad de negocio para nuestras empresas", agregó.

POLÍTICA VASCA

Preguntado sobre la situación del PP vasco y su apoyo al Ejecutivo que dirige Patxi López, aseguró que cree "en la palabra dada" por la formación que preside Antonio Basagoiti, puesto que se han suscrito un plan de objetivos y "en la medida en que se cumplan, y se van a cumplir, no entendería una posición distinta a la de apoyar al Gobierno vasco".

Por este motivo, señaló que los populares vascos deberán tener "compromiso con los acuerdos" alcanzados, algo sobre lo que no duda de que va a ser así.

Respecto al PNV, criticó "la contradicción" que sufre este partido, puesto que en Euskadi "se presenta como víctima del PP", pero "en Madrid corre por los pasillos" en busca del partido de Mariano Rajoy. "Han demonizado al PP pero, a la primera de cambio, van de su brazo en Madrid", insistió.

Por último, animó a los jeltzales a preguntarse "por qué los ciudadanos no les dieron la confianza suficiente para poder gobernar" en las pasadas elecciones autonómicas.