El Príncipe de Asturias alaba a quienes luchan a diario contra el terror y a las víctimas

  • Medellín, 29 may (EFE).- El Príncipe de Asturias reconoció hoy a todos los que dedican a diario "sus mejores esfuerzos a luchar contra el terrorismo y a ayudar a las víctimas" y a quienes sufrieron el horror, ante un auditorio de 1.600 personas, entre las que estaban varias decenas que padecieron directamente la barbarie.

Clara Rojas dice que las víctimas del terrorismo deben unirse para salir adelante

Clara Rojas dice que las víctimas del terrorismo deben unirse para salir adelante

El Príncipe de Asturias alaba a quienes luchan a diario contra el terror y a las víctimas

El Príncipe de Asturias alaba a quienes luchan a diario contra el terror y a las víctimas

Medellín, 29 may (EFE).- El Príncipe de Asturias reconoció hoy a todos los que dedican a diario "sus mejores esfuerzos a luchar contra el terrorismo y a ayudar a las víctimas" y a quienes sufrieron el horror, ante un auditorio de 1.600 personas, entre las que estaban varias decenas que padecieron directamente la barbarie.

Don Felipe, acompañado de la Princesa de Asturias, inauguró hoy junto al presidente de Colombia, Álvaro Uribe, y su esposa, Lina Moreno, el V Congreso de Víctimas del Terrorismo, que se celebra en Medellín, que fue durante décadas el símbolo de la violencia en Colombia y en América.

El Heredero de la Corona española indicó que hoy el terrorismo es un "problema de dimensiones universales", por lo que la respuesta debe "ser internacional, con la unidad de todos para combatirlo y también para reconocer, asistir y atender a los que más sufren", representados hoy en Medellín.

En el Congreso, que se celebra bajo el lema "Tenemos derecho a la verdad y queremos construir memoria" y cuyos asistentes guardaron un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas, hay representantes de España, Irlanda del Norte, EEUU, México, Chile, Ruanda, Egipto, Argentina y Colombia.

"Nuestros países- continuó en su intervención Felipe de Borbon- han padecido la acción de grupos, organizaciones o incluso los autollamados "ejércitos" que practican el terror y llevan el luto y el dolor "a millones de personas que han conmovido a nuestras sociedad".

Se refirió también al terrorismo que ha padecido y padece España, cuyas víctimas - más de mil asesinadas- están representadas hoy en Medellín por una decena de aquellos que sufrieron los atentados de ETA o de Al Qaeda, que el 11 de marzo de 2004 sembró Madrid de bombas y dejó como resultado 190 muertos y miles de heridos.

El Heredero de la Corona española subrayó "que no hay dinero en el mundo que sustituya la vida que ha sido arrebatada, ni que repare del todo las lesiones físicas o psicológicas producidas, ni la pérdida de libertad o seguridad".

El presidente colombiano cerró con sus palabras la inauguración y destacó que mientras en Irlanda del Norte hubo 3.100 muertes violentas entre 1920 y 1998 - cuando el IRA depuso las armas-, sólo el año pasado en Medellín - de donde es oriundo Uribe- y su área metropolitana seis mil personas perdieron la vida.

Uribe aseguró ante el Congreso que al menos el 50 por ciento de las familias colombianas han sido víctimas directas del terror y resaltó que una de las prioridades de su Gobierno es aumentar las cifras destinadas a la reparación de esas personas.

Apuntó el mandatario que hoy las fuerzas institucionales han recuperado el monopolio de luchar contra los criminales y que aunque la política de seguridad ha avanzado mucho al pasar de 6.000 asesinatos por año a poco más de 700 y de 4.000 secuestros a 400, no es suficiente.

Entre los participantes, se encontraban las víctimas de ETA, Irene Villa, María Jesús González, Joaquín Vidal y Juan Antonio García, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), y los que sobrevivieron a los atentados del 11- M Alejandro Benito, Gerardo Ramírez, Eloy Morán de la Fuente y Ángeles Pedraza, vicepresidente de AVT.

Otra de las asistentes fue Clara Rojas, candidata a la vicepresidencia de Colombia que permaneció secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde el 2002 hasta el 2008, y que ayer estuvo con los principes de Asturias en Bogotá en un almuerzo con representantes de la sociedad colombiana.

Estaban también en el salón de actos del Teatro Metropolitano de Medellín Yolande Mukagasana, superviviente del genocidio de Ruanda, la estadounidense Carie Lemark, de la Fundación de Víctimas del 11-S y varios mexicanos secuestrados y extorsionados.

Los Príncipes llegaron esta misma mañana, acompañados por el matrimonio Uribe, a Medellín procedentes de Bogotá, donde hace tres días iniciaron su primera visita oficial a Colombia, a la que pondrán fin mañana cuando viajen a El Salvador, para asistir a los actos de toma de posesión del nuevo presidente, Mauricio Funes.

Después de reunirse con unas cien víctimas del terrorismo que asisten al Congreso, los Príncipes irán esta tarde en Metro Cable al Parque Biblioteca España.