España busca la permanencia en la Copa Federación ante Serbia

  • Lleida, 24 abr (EFE).- El equipo español de Copa Federación buscará, este fin de semana (25 y 26 de abril) en el CT Lleida, la permanencia en el Grupo Mundial ante el duro conjunto serbio, que aspira a entrar en la elite de esta competición por primera vez en su historia.

España busca la permanencia en la Copa Federación ante Serbia

España busca la permanencia en la Copa Federación ante Serbia

Lleida, 24 abr (EFE).- El equipo español de Copa Federación buscará, este fin de semana (25 y 26 de abril) en el CT Lleida, la permanencia en el Grupo Mundial ante el duro conjunto serbio, que aspira a entrar en la elite de esta competición por primera vez en su historia.

España, tercera del ránking de la ITF -detrás de Rusia e Italia-, cinco títulos de Copa Federación y otras seis finales (la última el año pasado ante las rusas), siempre ha militado en la máxima categoría del tenis internacional.

Sin embargo, tras su tropiezo ante la República Checa en Brno el último febrero (4-1), las chicas de Miguel Margets deberán luchar por la permanencia ante el peor rival posible: Serbia, que se ha ganado el derecho a buscar el ascenso tras eliminar brillantemente a Japón (4-1), en la primera eliminatoria del Grupo Mundial II.

Las españolas no podrán contar ante Serbia con una de sus mejores jugadoras, la canaria Carla Suárez, número 24 del ránking mundial y que ha renunciado a disputar esta eliminatoria para preparar de la mejor manera posible la temporada sobre superficie de tierra.

Por tanto, la valenciana Anabel Medina (n.18), la murciana María José Martínez (n.46), la mallorquina Nuria Llagostera (n.86) y la gallega Lourdes Domínguez (n.97) serán las encargadas de plantar cara al equipo de Dejan Vranes, que cuenta con dos ex números uno en sus filas: Jelena Jankovic, cuarta jugador del ránking actual de la WTA, y Ana Ivanovic (7).

Completan el equipo serbio Ana Jovanocic (234) y la jovencísima -acaba de cumplir 16 años- Aleksandra Krunic.

Esta será la primera vez que España y Serbia se enfrenten en la Copa Federación, aunque existe un precedente entre el equipo español y el de la extinta Yugoslavia en la primera ronda de esta competición 1979, con victoria de las balcánicas por 2-1 en la Casa de Campo de Madrid.

Martínez y Jankovic serán las que el sábado den inicio a la serie a partir de las 13:00 hora local (11:00 gmt), mientras que Medina e Ivanovic disputarán el segundo individual.

Así lo determinó el sorteo que se ha celebrado este mediodía en La Seu Vella, una impactante catedral románica que domina el horizonte leridano y que sirvió para que las chicas serbias se tomaran fotos con distintos motivos medievales.

La jornada del domingo verá en el primer turno el duelo entre Medina y Jankovic, mientras que el segundo lo disputarán Martínez frente a Ivanovic. El dobles lo jugarán Lourdes Domínguez y Nuria Llagostera frente a las dos 'top ten'.

'Si sales a la pista a luchar puede que pierdas pero si no luchas estás perdido'. Así reza el cartel que María José Martínez colgó en el vestuario español y que representa el espíritu con el que el equipo capitaneado Margets afronta la eliminatoria.

Pese a la alta dificultad que presenta el duelo para las locales, la confianza no se ha resentido. "No es una misión imposible. Nos hemos enfrentado a otros equipos superiores que también pensaron que nos iban a ganar", declaró Medina.

Parte de esa confianza nace de la seguridad de que la pista del CT Lleida, con capacidad para 1.800 espectadores, favorecerá con su pique alto y rápido las posibilidades del equipo español. Claro que la teoría siempre es sólo eso, ya que Jankovic acaba de consagrarse sobre una superficie muy similar en el torneo de Marbella superando de forma ajustada a Medina y Suárez.

"Entiendo esa táctica pero mis jugadoras son muy buenas y saben jugar muy bien las pelotas altas", afirmó convencido Vranes, capitán del equipo serbio.

Para las balcánicas es un hecho histórico estar a las puertas del ascenso al Grupo Mundial. Desde 2004 que Serbia compite como nación disgregada de la antigua Yugoslavia y jamás logró jugar en la máxima categoría de la Copa Federación.

"Para nosotras es un momento muy importante", definió Ana Ivanovic, consciente de lo que se está viviendo en su país con esta posibilidad.