Europol avisa de que la amenaza de ETA sigue siendo "seria"

España es, después de Francia, el segundo país de la UE donde se detuvo a un mayor número de sospechosos de terrorismo islamista

BRUSELAS, 16 (EUROPA PRESS)

La agencia europea de cooperación policial, Europol, avisó hoy de que la amenaza de la banda terrorista de ETA sigue siendo "seria" pese a la detención de algunos de sus principales dirigentes y la eficacia de la actuación policial en España y en Francia.

"Esa amenaza sigue ahí y sigue viva, y bien viva", explicó el director adjunto de Europol, Mariano Simancas, durante la presentación del informa anual sobre terrorismo de la agencia de cooperación policial. Y puso como ejemplo las recientes amenazas de ETA al futuro lehendakari, Patxi López.

El director adjunto de Europol subrayó que la "actividad policial impresionantemente eficaz" de España y Francia han conducido a una mayor "debilidad" de la banda terrorista. Pero pese a ello resaltó que "matar es muy fácil y ellos van a aprovechar cualquier ocasión que tengan".

El informe de Europol señala que en 2008 se produjeron en España un total de 253 ataques de "terrorismo separatista", un 4% menos que el año anterior. ETA llevó a cabo 35 de estos ataques, y asesinó a cuatro personas. El resto corresponden a acciones de violencia callejera. Las fuerzas de seguridad españolas detuvieron a 129 personas sospechosas de terrorismo separatista.

ETA utiliza cada vez más explosivos de fabricación casera, lo que podría indicar "crecientes dificultades en la adquisición de explosivos comerciales", según indica el estudio. Francia sigue siendo "la principal base de repliegue de ETA, desde donde el grupo mejora continuamente sus medios logísticos y donde tienen su sede y se entrenan militarmente sus activistas de reserva".

La influencia de ETA fuera de la UE es "marginal", según Europol, aunque el año pasado se descubrieron contactos anteriores entre ETA y las FARC colombianas. Las FARC podrían haber mantenido estos contactos por motivos estratégicos, para beneficiarse de la experiencia de ETA en el terrorismo callejero.

TERRORISMO ISLAMISTA

De acuerdo con el informe de Europol, España fue el país de la UE que registró una mayor actividad terrorista en 2008. Del total de 515 ataques terroristas registrados en toda la UE (la cifra incluye también los atentados frustrados), 263 ocurrieron en España (a los 253 actos de terrorismo separatista hay que sumar otros 10 de terrorismo de extrema izquierda).

España fue también el segundo país de la UE donde se detuvo a un mayor número de sospechosos de terrorismo islamista (61), cifra sólo superada por Francia (78). "Todos los Estados miembros tienen la percepción de que la amenaza (del terrorismo islamista) continúa siendo alta", explicó Simancas, ya sea por la presencia militar en Afganistán o en Irak o por acusaciones de actitudes antiislámicas por cuestiones como las caricaturas de Mahoma en Dinamarca.

Pese a ello, en 2008 sólo se produjo un ataque de terrorismo islamista, en Reino Unido: la explosión de una bomba en un restaurante que sólo afectó a su autor al producirse antes de lo previsto. Además, hubo "indicaciones claras de actividad terrorista preparatoria" y se impidieron otros ataques gracias a detenciones preventivas, según el director adjunto de Europol.

Las detenciones ponen de relieve que "los terroristas islamistas pretenden causar un número masivo de víctimas de forma indiscriminada" y para ello actúan en pequeñas células autónomas. "Este fenómeno es más difícil de perseguir" que el terrorismo tradicional, según explicó Simancas. El informe constata que el reclutamiento de terroristas islamistas ya no se produce en mezquitas sino en espacios privados o en prisiones y que Afganistán y Pakistán han sustituido a Irak como destino preferido de los voluntarios que quieren acudir a un conflicto armado.

Por lo que se refiere a la financiación del terrorismo, Europol constata que los grupos islamistas recurren sobre todo al fraude de tarjetas de crédito, el robo y el desvío de fondos destinados a organizaciones caritativas. Consiguen así más fondos que los terroristas separatistas, que prefieren la extorsión y el secuestro como medios de financiación. El informe avisa además de que Internet continúa siendo un factor que facilita la actividad de los grupos terroristas.