Europol cree que ETA sigue siendo una amenaza "seria" pese a las detenciones

  • Bruselas, 16 abr (EFE).- Europol considera que las detenciones de algunos de los principales dirigentes de ETA durante los últimos meses tendrán impacto sobre la capacidad de la banda terrorista, pero cree que la amenaza del grupo sigue siendo "seria".

Europol cree que ETA sigue siendo una amenaza "seria" pese a las detenciones

Europol cree que ETA sigue siendo una amenaza "seria" pese a las detenciones

Bruselas, 16 abr (EFE).- Europol considera que las detenciones de algunos de los principales dirigentes de ETA durante los últimos meses tendrán impacto sobre la capacidad de la banda terrorista, pero cree que la amenaza del grupo sigue siendo "seria".

La advertencia, recogida en su informe anual sobre la situación del terrorismo en la UE, presentado hoy en la sede del Parlamento Europeo, la subrayó también el subdirector de Europol, Mariano Simancas, en declaraciones a los periodistas.

"La amenaza sigue ahí y bien viva, y lo estamos viendo con los últimos mensajes que están mandando", señaló en referencia a las amenazas contra el candidato a lehendakari Patxi López y su futuro Gabinete.

"Siempre se ha dicho, matar es muy fácil y ellos van a aprovechar cualquier oportunidad", advirtió Simancas.

El responsable de Europol explicó que, pese a que ETA sufre una "debilidad constatable", eso "no quiere decir que el enfermo no pueda hacer ciertas cosas".

El informe de Europol, que recopila información facilitada por las autoridades nacionales, recuerda que en 2008 ETA perpetró 35 ataques, con un balance de cuatro muertos.

En total, el documento cifra en 397 los actos violentos de matriz separatista registrados en la UE el pasado año, de los que un 98 por ciento tuvieron lugar en España y Francia.

En el caso español, Europol tiene constancia de 253 actuaciones de este tipo, la mayor parte de ellas obra de la violencia callejera de grupos juveniles vinculados con ETA, que colocan a España a la cabeza de Europa en número total de actos violentos.

El informe destaca además el trabajo policial desarrollado en Francia y España, donde se detuvo en 2008, respectivamente, a 283 y 129 sospechosos por actividades terroristas de tipo separatista.

Según Simancas, actualmente se está viendo una actividad policial "impresionantemente eficaz" y cuyos resultados, ayudados por las circunstancias, "no tienen comparación con los años anteriores".

Europol cree que las detenciones de miembros de ETA en los últimos meses de 2008 "tendrá probablemente un impacto sobre las capacidades de la banda en 2009".

Además, atribuye a la presión policial el descenso en el uso de explosivos comerciales en los atentados de la banda y la utilización cada vez mayor de artefactos caseros ante las dificultades para acceder a otros.

El informe recuerda que Francia sigue siendo la principal base operativa de ETA y el lugar en el que la banda cobija y entrena a los terroristas, pero llama también la atención sobre la confirmación a lo largo de 2008 de contactos mantenidos en el pasado entre el grupo y otras formaciones como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Por otra parte, Europol vuelve a advertir de que la amenaza del terrorismo islamista sigue siendo elevada a pesar de que a lo largo de 2008 sólo se registró un ataque fallido de este tipo en el Reino Unido.

"Aunque la mayoría de los países de la UE no han sido objetivo de los terroristas islamistas, muchos tienen la percepción de que la amenaza continúa siendo alta o estiman incluso que el riesgo de un ataque ha crecido por razones como la presencia militar en Afganistán o Irak", señala en su informe.

Según Europol, la radicalización y el reclutamiento en las mezquitas está decayendo, pero Internet sigue teniendo un papel fundamental en este ámbito y están aumentando las actividades en las prisiones.

Además, la agencia policial subraya la atracción hacia el extremismo de un buen número de inmigrantes de tercera generación que se sienten excluidos de las sociedades europeas.

También subraya que las detenciones registradas en 2008 en relación con el yihadismo (187, de las que 78 tuvieron lugar en Francia y 61 en España) demuestran que la amenaza es "continua".

Respecto a las otras formas de terrorismo analizadas, Europol detecta un aumento de las acciones por parte de grupos de extrema izquierda y anarquistas con un total de 28 ataques en Grecia, España e Italia contra negocios y edificios de la Administración, y no refleja ningún acto terrorista de extrema derecha.