Fiscal ve "sintomas disolución" en ETA después de que un preso niegue haber gritado "Gora ETA" en el funeral de su padre

Recuerda un juicio de la semana pasada en el que otro etarra se mostró "de acuerdo" con los hechos que se le imputaban

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El fiscal de la Audiencia Nacional Carlos Bautista aseguró hoy que ETA da "síntomas inequívocos de disolución" después de que el preso etarra Ion Urretavizcaya negase haber proferido gritos en favor de la banda durante el funeral de su padre, razón por la que fue juzgado hoy, acusado de un delito de enaltecimiento del terrorismo. El representante del Ministerio Público llegó a esta conlcusión antes de elevar a definitiva su peticón de dos años de cárcel para el terrorista.

"Nos satisface profundamente que niegue haber proferido gritos en favor de ETA, es la segunda vez en una semana, la banda da síntomas inequívocos de disolución", dijo el fiscal quien, además del jucio de hoy, se refería al proceso celebrado la semana pasada contra el también etarra Gorka Lupiañez, acusado de pertencer a la organización terrorista.

Este terrorista, absuelto hasta cuatro veces por la Audiencia Nacional desde 2004, se mostró "de acuerdo" con los hechos que se le imputaban. "Soy conocedor de lo que se me acusa y estoy de acuerdo", dijo Lupiáñez.

Durante el juicio de hoy, celebrado en la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Urretavizcaya --condenado en 2003 a ocho años de cárcel por colaboración con la banda-- negó que, durante un permiso penitenciario concedido para asistir al funeral de su padre, gritase tres veces 'Gora ETA' ante una multitud que le aplaudía y jaleaba en la puerta de la iglesia. Los hechos tuvieron lugar el 28 de junio de 2007 en la Basílica de la Purísima Concepción de la localidad vizcaína de Elorrio.

"Se había reunido mucha gente del pueblo a la salida de la iglesia y al verme empezaron a lanzar gritos de cariño y de apoyo, pero yo sólo levanté los brazos, no grité nada, no grité '¡Gora ETA!' (¡Viva ETA!)", relató el acusado en respuesta a su abogado y después de negarse a contestar al fiscal.

Bautista considera que las proclamas, que Urretavizcaya profirió cuando era trasladado al vehículo policial, son constitutivas de un delito de enaltecimiento del terrorismo al que se añade la circunstancia agravante de reincidencia.

Durante la vista compareció uno de los ertzaintzas que acompañó al preso en su permiso penitenciario y declaró como escuchó al acusado gritar hasta en tres ocasiones 'Gora ETA' así como levantar los brazos en señal de vistoria. Además añadió que fueron precisamente esos gritos los que provocaron los aplausos y las ovaciones de los presentes, que incluso llegaron a abalanzarse sobre el coche policila obligando a los antidisturbios a actuar. "Estaba a un metro de él", afirmó.

En contra de esta versión, declaró un hermano y un cuñado del preso quienes aseguraron haber permanecido junto a su familiar durante buena parte del trayecto entre la iglesia y el coche policial. Según relataron, ello no escucharon los gritos en favor de la banda y aseguraron que el griterio impedía escuchar nada. Asimismo, declararon que los gritos de "unas 200 personas" comenzaron nada más salir de la iglesia.

"PROBLEMAS POR LEX NET"

La defensa del acusado solicitó la libre absolución de su cliente e incluso en el apartado de cuestiones previas solicitó la nulidad de actuaciones ya que según dijo, no se les había notificado ninguna resolución del proceso desde que se personaron en el mismo. Por este motivo alegó que su cliente habñia sufrido indefensión.

En contra de esta petición, el fiscal admitió los posibles errores en la notificación, pero aseguró que estó no provoca necesariamente una indefensión y recordó que, hasta la fecha, Urretavizcaya se había negado a declarar. No obstante, en su exposición, el fiscal llegó a admitir que el programa Lex Net --sistema de comunicación de juzgados vía Internet tiene fallos. "El sistema Lex Net está produciendo problemas en las notificaciones", denunció. Finalmente, el juez admitió los argumentos del fiscal y denegó la petición de la defensa.