Gesto por la paz reúne en San Sebastián a más de un centenar de personas en solidaridad con los amenazados por ETA

Arriola cree necesaria la concienciación para que cada vez más la sociedad "sea consciente y reaccione ante esta barbarie"

SAN SEBASTIÁN, 16 (EUROPA PRESS)

Gesto por la paz reunió hoy en San Sebastián a más de un centenar de personas en un acto de concienciación y solidaridad con los amenazados por ETA bajo el lema 'Si te amenazan, nos agreden'. El colectivo subrayó que "sólo asumiendo que la amenaza a cualquier persona es una amenaza a cada uno" será posible crear una "inquebrantable solidaridad, que no entienda ni de uniformes ni de siglas" a través de la cual hacer "una radical deslegitimación de la violencia".

En la acto, celebrado frente a la catedral del Buen Pastor de la capital guipuzcoana estuvieron presentes, entre otros, la directora de la Oficina de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco, Maixabel Lasa, el consejero de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, Iñaki Arriola, y la presidenta de las Juntas Generales de Guipúzcoa, Rafaela Romero.

Asimismo, participaron en la concentración representantes del PNV como Izaskun Bilbao y José Ramón Beloki, del PSE como Manuel Huertas y del PP como Ramón Gómez. También asistieron víctimas del terrorismo como la viuda del edil socialista Froilan Elespe, Tomasi Pelaz, y Alain López de Lacalle, el hijo del periodista asesinado por ETA.

Tras permanecer diez minutos en silencio, los miembros de Gesto por la Paz Fabián Laespada e Inés Rodríguez fueron los encargados de leer, en euskera y castellano respectivamente, un comunicado en el que destacaron la realidad que vive la sociedad vasca es "una absoluta anormalidad" y consideraron que "resulta difícil comprender la naturalidad con que la mayoría de los ciudadanos conviven con esta tragedia".

"TRAGEDIA"

En ese sentido, remarcaron que es una "tragedia" que muchas personas vivan en Euskadi "sin libertad, con el insufrible peso de la amenaza permanente de ser asesinados y con su vida y la de su entorno alterada de manera que cada uno de sus movimientos, hasta el más simple, debe ser vigilado y protegido".

"Tragedia, porque son miles las personas que trabajando como jueces, periodistas, empresarios, dando clase en la universidad, vigilando nuestras calles, construyendo determinadas obras públicas, ofreciendo a la democracia su trabajo a través de la política o simplemente expresándose públicamente contra la violencia, son quienes se tienen que enfrentar a este miedo y a esta coacción", subrayaron.

En esa línea, lamentaron que "es tal la distorsión moral a la que se ha llegado que somos incapaces de ver lo que tenemos delante si eso nos puede complicar la existencia y poner en riesgo nuestro bienestar como si no estuviera ya más que amenazada, más que mortalmente atacada toda nuestra sociedad con la amenaza etarra".

Por ello, insistieron en que "cuando ETA amenaza y dispara, nos amenaza y dispara a todos" porque busca "destrozar los cimientos y los valores de nuestra sociedad plural y democrática".

"Sólo asumiendo que la amenaza a cualquier persona -político, juez, policía, empresario, periodista- es una amenaza a cada uno de nosotros, al margen de cuánto nos identifiquemos ideológica o personalmente con el directamente amenazado, seremos capaces de crear una inquebrantable solidaridad que no entienda de uniformes, ni de siglas y a través de la cual hacer una radical deslegitimación de la violencia", aseguraron.

"LABOR DE CONCIENCIACIÓN"

Tras la concentración, el consejero de Obras Públicas, Transporte y Vivienda y secretario general del PSE-EE de Guipúzcoa, Iñaki Arriola, destacó la "importante labor de concienciación" llevada a cabo por actos de este tipo para "acabar con la lacra del terrorismo y la que supone ETA para este país".

En ese sentido, señaló que "muchas veces la gente no es consciente de lo que supone la vida del día a día de las personas que están amenazadas por el terrorismo". "La limitación a la libertad que supone desde que te levantas y sales de casa hasta que vuelves a ella, tener que estar permanentemente acompañado, planificando, cambiando rutinas y sabiendo que hay una espada de Damocles ahí colgando que en algún momento te puede caer en la cabeza", remarcó.

A su juicio, es "bueno" que "se siembre esta apuesta por el conocimiento, por la información y por la solidaridad" para que cada vez más la sociedad "sea consciente y reaccione ante esta barbarie que lleva demasiados años metiendo a este pueblo y a los ciudadanos que trabajan por él en una estacada demasiado pesada y dolorosa".