Gobierno reconoce 22 años después la inutilidad permanente por atentado de guardia civil herido en atentado de República Domini

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Defensa ha aprobado reconocer oficialmente la "inutilidad permanente" en "acto de servicio" y como "consecuencia" de "atentado terrorista" de un guardia civil que resultó herido en el atentado perpetrado por ETA el 14 de julio de 1986 en la madrileña Plaza de República Dominicana, que acabó con la vida de doce guardias civiles.

El Departamento que dirige Carme Chacón aprobó el pasado 18 de mayo una resolución, publicada hoy por el Boletín Oficial de Defensa (BOD) y recogida por Europa Press, por la que acuerda que "la inutilidad permanente para el servicio" concedida al guardia civil Juan Carlos Machado López se produjo "en acto de servicio y a consecuencia de atentado terrorista".

La medida fue aprobada por la subsecretaria del Ministerio de Defensa, María Victoria San José Villacé, por delegación de la titular del Departamento, Carme Chacón, con efecto retroactivo para que sea aplicada "a partir del 4 de junio de 2001". La orden ministerial señala que esta decisión ha sido adoptada por el Ministerio de Defensa "por estimación de la solicitud" de revisión que formuló el propio guardia civil herido en el atentado de la Plaza de República Dominicana.

En concreto, la decisión del Ministerio de Defensa supone ampliar una resolución gubernamental anterior, que data de junio de 2002, "en el sentido de que la inutilidad permanente para el servicio lo es en acto de servicio y a consecuencia de atentado terrorista a partir del 4 de junio de 2001".

El guardia civil que ha visto ahora cómo el Gobierno reconoce que su "incapacidad permanente para el servicio" se debe a un atentado terrorista y se originó en "acto de servicio" resultó herido en el atentado perpetrado por ETA el 14 de abril de 1986 en la madrileña plaza de República Dominicana.

La banda terrorista mató entonces a doce guardias civiles con una furgoneta cargada de explosivos que explotó al paso de tres vehículos de la Agrupación de Tráfico del Instituto Armado. La deflagración hirió a más de treinta agentes de la Benemérita y once civiles que se encontraban en la zona.