Gómez Bermúdez cree que España no ganaría "prácticamente nada" y perdería "mucho" con el terrorismo en la Corte Penal

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El magistrado y presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, considera que el sistema español "no ganaría prácticamente nada" y sin embargo "perdería mucho" con la inclusión del terrorismo entre los crímenes de la Corte Penal Internacional.

Durante su participación en una mesa redonda celebrada en el seno de las jornadas de víctimas del terrorismo organizadas por Covite y la Fundación para la Libertad, Gómez Bermúdez manifestó sus dudas sobre la conveniencia de incluir el terrorismo en el Estatuto de Roma y explicó que lo primero que hay que preguntarse es si esta medida sería "útil". Y a su juicio, "la respuesta es que en un estado como el español no ganamos prácticamente nada y perdemos mucho".

Según recordó, el sistema español ya reconoce la jurisdicción universal, por lo que la Audiencia Nacional tiene competencia para todos los delitos de terrorismo "con independencia de la nacionalidad del autor, de la víctima y del lugar donde se pudiera cometer el delito". "Ya hemos cerrado los espacios de impunidad desde el punto de vista de la jurisdicción", defendió.

Sin embargo, reconoció que puede ser "interesante" que la Corte Penal Internacional tenga competencia para los delitos de terrorismo "si se aplica correctamente el principio de subsidiariedad". "Puede serlo si no nos obliga a ceder conquistas ineludibles de nuestro sistema procesal", argumentó antes de recordar que en España se contempla la acusación particular para los delitos de terrorismo mientras que en la Corte Penal la iniciativa corresponde al fiscal "en exclusiva". "Esto supone respecto a la legislación española un pequeño retroceso", advirtió.

Además, avisó de que no es "realista" creer que el tribunal internacional va a asumir los delitos de terrorismo cuando ni siquiera ha sido capaz de consensuar una definición. A su juicio, esto es consecuencia de que "estamos empeñados en conseguir un concepto único para todo el mundo". "¿Cómo va a ser interpretado igual el terrorismo es un estado dictatorial o en conflicto bélico que en un estado democrático", se preguntó.

Gómez Bermúdez también añadió que para que la inclusión del terrorismo entre los crímenes internacionales sea "útil" es necesario que no se excluya a ningún tipo de terrorismo. "No vale que se diga que es sólo para el terrorismo internacional --defendió--. Yo no conozco ningún terrorismo nacional, estos delitos se fraguan en una multiplicidad de estados".

El magistrado recordó por último que la justicia no puede saciar el deseo de "odio y venganza" que sienten las víctimas, si no que lo único que puede hacer es "cortar en el tiempo la prolongación del daño que ha sufrido como consecuencia del hecho terrorista". "Eso se hace sólo declarando abiertamente que lo que pasó no debería haber pasado, y sólo se puede reparar mediante el proceso debido en el que se ponga de manifiesto que la víctima no ha tenido culpa del atentado", concluyó.