Guardiola: "Si el partido es de ida y vuelta, no tenemos nada que hacer"

  • Barcelona, 27 abr (EFE).- El entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, ha admitido estar "impresionado" por los últimos partidos del Chelsea, pero advierte que si el partido de mañana se convierte "en una ida y vuelta", su equipo no tendrá "nada que hacer".

Barcelona, 27 abr (EFE).- El entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, ha admitido estar "impresionado" por los últimos partidos del Chelsea, pero advierte que si el partido de mañana se convierte "en una ida y vuelta", su equipo no tendrá "nada que hacer".

Se refiere Guardiola al potencial del Chelsea, "un equipo físicamente muy fuerte y con mucha experiencia", puesto que "hace mucho que juegan juntos y será una eliminatoria muy igualada".

Además, el técnico del Barça insistió en el peligro de los londinenses, "un conjunto mucho más potente desde el punto de vista físico", por lo que animó a sus jugadores a ser los "dominadores del partido".

Por ello, Guardiola adelantó que su equipo "tendrá que dominar" desde el primer minuto con el objetivo de contrarrestar ese poderío del conjunto inglés. "Será importante no encajar goles y centrarnos en nuestro trabajo", añadió.

El entrenador del Barça destacó las figuras del Chelsea y la versatilidad de su rival -"dominan todas las variantes del juego"- y previno de su peligro a balón parado. "Gente como Ivanovic, Terry, Ballack o Drogba son potentes en el juego aéreo. Cuantas menos faltas y saques de esquina hagamos, mejor, porque en eso son mejores que nosotros".

También invitó Guardiola a sus jugadores a "atacar con mucho orden" para "evitar pérdidas de balón que puedan dar lugar a sus contragolpes".

Firmemente convencido de que su equipo "responderá bien" ante el Chelsea, Guardiola prometió que el Barcelona será fiel a su estilo y recordó que desde el arranque de la temporada "no ha habido ni un partido en el que hayamos cambiado nuestra forma de ser porque no concibo el fútbol de otra manera. Además, en una situación límite es cuando más tienes que atacar".

En la misma línea de lo apuntado por Xavi, Guardiola se mostró convencido de que la eliminatoria "se decidirá en Londres", por lo que no firmó ningún resultado previo como garantía de clasificación. "A Stamford Bridge nunca se va tranquilo", dijo.

En algunos síntomas de su equipo percibe Guardiola la ambición de sus jugadores. "Un gesto como el de Valencia, cuando nos fuimos a por el tercer gol después de haber hecho el segundo. Y también hoy, cuando la mayoría de mis jugadores ha llegado media hora antes de lo previsto. Eso denota cómo estamos", presumió.

Personalmente, Guardiola definió su estado mental de manera muy gráfica, "como un niño con zapatos nuevos, inmensamente feliz" de ser uno de los protagonistas de una semifinal de la Liga de Campeones.

"Es un sueño y no sé si se repetirá. Por eso espero disfrutarlo al máximo", anunció, que asume el partido ante el Chelsea como "una nueva prueba para que el mundo del fútbol pueda ver un juego atractivo" si actúa el Barça.