La sanción de diez partidos a Pepe, entre las más altas del fútbol español

  • Madrid, 24 abr (EFE).- Los sanción de diez partidos que el Comité de Competición ha impuesto al central portugués, de origen brasileño, del Real Madrid Kepler Laveran Lima Ferreira "Pepe" supone una de las más altas en la historia de la Liga.

Madrid, 24 abr (EFE).- Los sanción de diez partidos que el Comité de Competición ha impuesto al central portugués, de origen brasileño, del Real Madrid Kepler Laveran Lima Ferreira "Pepe" supone una de las más altas en la historia de la Liga.

La mayor hasta la fecha recayó sobre el lateral derecho del Zaragoza de los "cinco magníficos" Joaquín Cortizo, que en la temporada 1964/1965 fue castigado con 24 partidos por una dura entrada sobre el jugador del Atlético de Madrid Enrique Collar que le causó la fractura del tercio medio de la pierna izquierda.

En segundo lugar, aparece el paraguayo del Granada Pedro Fernández. El central sudamericano fue castigado con quince jornadas sin jugar tras una dura entrada sobre Amancio en un enfrentamiento de cuartos de final de Copa del Rey en el año 1974.

Tres partidos más de sanción infligió el Comité de Competición a Andoni Goikoetxea tras su entrada sobre el argentino Diego Armando Maradona en el encuentro disputado el 24 de septiembre de 1983 en el estadio de San Mamés, aunque al final, y tras apelar, ésta se redujo a siete.

Ambos jugadores, Maradona y Goikoetxea, fueron también protagonistas de los incidentes acaecidos durante la final de Copa del Rey de ese mismo año, cuando los dos equipos se enzarzaron en una pelea a patadas y puñetazos a la conclusión del partido.

Los dos, junto a Clos y Migueli del Barcelona y Sarabia y de Andrés del Athletic, recibieron una sanción de tres meses cada uno.

Equiparable en duración a ésta fue la que se impuso al portero argentino Germán "El Mono" Burgos cuando militaba en el Mallorca. Su agresión al delantero del Espanyol Manuel Serrano le costó once partidos.

Junto a Burgos sólo otro portero aparece con una sanción superior a los 10 partidos, José María Ceballos. El guardameta del Racing de Santander fue suspendido por once jornadas un amago de cabezazo al árbitro Prados García. Tras reclamar se le quitaron tres, quedando el castigo definitivo en ocho.

Con 10 partidos, al igual que en el caso de Pepe, fue sancionado el paraguayo del Betis "Lobo" Diarte por una agresión al sevillista Ruda.

La mayor diferencia entre una sanción impuesta por Competición y la posterior rectificación tras pasar por Apelación se produjo en el caso del búlgaro del Barcelona Hristo Stoickhov.

El delantero fue en un principio apartado por seis meses de los terrenos de juego tras su pisotón al árbitro Urizar Azpitarte durante la ida de la Supercopa de la 90/91. Tras recurrir, su castigo se redujo a dos meses y dos partidos.

En lo que se refiere a sanciones por agresión con un castigo menor a los diez encuentros, la temporada 97/98 fue una de las más prolíficas.

El defensa del Tenerife Alexis, su compañero Pier Luigi Cherubino y el delantero del Valencia Claudio "Piojo" López fueron castigados con seis en primera instancia si bien sólo el segundo los cumplió todos por propinar una patada en los testículos al ovetense Roberto Pompei.

La sanción de Claudio López por agredir al jugador del Sporting Otero se quedó en cinco y Alexis sólo fue castigado cuatro por una acción violenta contra José Rojo "Pacheta", actualmente entrenador del Numancia.

Otras agresiones polémicas más recientes se quedaron sólo en cinco partidos. Es el caso de las perpetradas por los zaragocistas Roberto "Toro" Acuña y César Laínez sobre aficionados del Villarreal en "El Madrigal" el 5 de mayo de 2002. Ambos fueron castigados con siete encuentros que acabaron reduciéndose a cinco.

También recibió la misma sanción Javi Navarro (Sevilla) por el codazo sobre el venezolano Juan Arango que cayó al suelo, inconsciente, y sufrió una parada respiratoria y espasmos sobre el césped, como consecuencia del mismo.

En el último precedente violento antes del caso de Pepe se vieron implicados el zaragocista Carlos Diogo y el jugador del Sevilla Luis Fabiano. Ambos se enzarzaron en una trifulca sobre el campo por la que fueron castigados con cinco partidos cada uno.