Londres preparará a más de 60.000 trabajadores para afrontar el terrorismo

  • Londres, 24 mar (EFE).- El Reino Unido preparará a más de 60.000 trabajadores, entre ellos responsables de grandes almacenes, para hacer frente a la amenaza terrorista, según una nueva y extensa estrategia antiterrorista del Gobierno divulgada hoy.

Londres preparará a más de 60.000 trabajadores para afrontar el terrorismo

Londres preparará a más de 60.000 trabajadores para afrontar el terrorismo

Londres, 24 mar (EFE).- El Reino Unido preparará a más de 60.000 trabajadores, entre ellos responsables de grandes almacenes, para hacer frente a la amenaza terrorista, según una nueva y extensa estrategia antiterrorista del Gobierno divulgada hoy.

"Una amplia gama de gente" tiene que estar preparada a fin de mantener la "vigilancia ante una amenaza de ataque", afirmó hoy la ministra de Interior, Jacqui Smith, sobre la estrategia, publicada nueve días antes de la cumbre del G-20, que reunirá el próximo 2 de abril en Londres a líderes de países desarrollados y emergentes.

Además, la gente tiene que estar preparada pues debe "saber qué hacer" en caso de que se produzca un ataque, resaltó la ministra, cuya estrategia es considerada la más exhaustiva en materia antiterrorista elaborada hasta ahora por el Gobierno.

"No creo que afrontar el terrorismo sea algo que podamos hacer únicamente con la Policía y nuestras agencias de seguridad, si bien lo hacen de manera brillante", dijo Smith.

"Creo -agregó- que necesitamos alistar a una amplia gama de gente para hacerlo".

La estrategia, titulada "Contest 2" y preparada en el último año, afirma que la red terrorista Al Qaeda puede dividirse, pero se mantendrá la amenaza de los que se inspiran en esta organización, en tanto que las armas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares suponen aún un grave peligro si caen en manos de terroristas.

El nivel de amenaza contra el Reino Unido está situado desde julio del 2007 en "severo", interpretado como altamente probable que se produzca un ataque sin advertencia.

En la preparación de este documento, el Gobierno ha evaluado los más recientes atentados en el mundo, como los perpetrados el pasado mes de noviembre contra varios hoteles en Bombay (India).

En 2011, el Reino Unido invertirá 3.500 millones de libras (3.955 millones de euros) anuales en medidas antiterroristas.

Desde el 2003, el número de agentes de policías encargados de hacer frente a esta amenaza ha aumentado de 1.700 a los actuales 3.000, mientras que los servicios de contraespionaje británicos MI5 han duplicado su personal, según los datos divulgados hoy.

La estrategia mantiene la estructura de otras elaboradas en el pasado, centradas en cuatro áreas de trabajo: Prevenir y perseguir las actividades terroristas y proteger y preparar a la población.

"Hemos destinado recursos adicionales, más agentes de policía, un aumento de los servicios secretos, mejor forma de trabajar, más información secreta y formas de seguir a la gente", dijo Smith.

La ministra explicó que el terrorismo no puede combatirse exclusivamente desde el Gobierno e identificó a gerentes de grandes almacenes, de tiendas y responsables de la seguridad de esos establecimientos como vitales para combatir la amenaza.

"Hemos tenido éxito en combatir el terrorismo. Hemos frustrado más de una decena de complots. Por ejemplo, hemos llevado ante la Justicia a unas 200 personas", recalcó la ministra en unas declaraciones a varios medios británicos.

Según Smith, el Gobierno tiene que estudiar la forma en que la amenaza terrorista se desarrolla, por lo que las medidas para detectar y prevenir el terrorismo deben trabajar de forma paralela.

"A corto plazo queremos atrapar a los que planean y tratan de causar numerosas víctimas. Queremos llevarles ante el sistema judicial y proteger nuestras fronteras y los lugares donde vivimos", agregó.

"Pero también queremos evitar que la gente se incline en primer lugar por el terrorismo y el radicalismo violento. Esa es otra importante área de la estrategia", dijo.

El profesor Paul Wilkinson, experto en seguridad de la Universidad de St.Andrews, calificó estos planes de "muy importantes" por la participación ciudadana.

"Creo que una mayor participación de la población es algo bueno" porque "no hay suficientes policías y agentes de los servicios secretos para hacer frente a la magnitud del problema", dijo.