López pide "la confianza de todos" para hacer frente a la crisis y al terrorismo, y unir a los vascos

BILBAO, 5 (EUROPA PRESS)

El candidato a lehendakari por el PSE-EE, Patxi López, pidió hoy "la confianza de todos" para hacer frente a la crisis y al terrorismo", y unir a los vascos, "para dejar atrás los bloques enfrentados".

Durante su intervención, que inició en euskera, en la Cámara autonómica, donde hoy será nombrado presidente del Gobierno vasco con los 25 votos socialistas, los 13 populares y el de UPyD, López afirmó que quiere ser lehendakari no "sólo para formar un Gobierno y presidirlo, sino para abrir un nuevo tiempo político en Euskadi".

Su pretensión es, según aseguró, "reforzar nuestra democracia y nuestro autogobierno" e iniciar un tiempo "para avanzar en el proyecto de modernización de este país, de apuesta clara por su desarrollo, de diálogo social para hacer frente a la crisis económica, de combate contra el terrorismo en todos los frentes y de unidad de todas las fuerzas políticas para consolidar la paz y la libertad".

Por ello, reclamó "confianza para unir a la sociedad vasca, para acabar con la confrontación política e institucional y dejar atrás el tiempo de la división y de los bloques enfrentados", con el objetivo de "poner las prioridades de la política allí donde están los problemas y las preocupaciones reales de la gente".

Asimismo, pidió la confianza de todos "para gobernar este país y hacer de Euskadi un país mejor, más moderno y más fuerte, a la cabeza de España y de la Unión Europea en desarrollo humano y en bienestar, en definitiva, para liderar un proyecto colectivo que nos una a todos". Patxi López afirmó que se marca como objetivos "impulsar propuestas y proyectos que sean compartidos por la inmensa mayoría de esta sociedad". "La Euskadi que quiero liderar es la que suma fuerzas políticas y sociales, la que suma sentimientos de identidad, mundos lingüísticos y culturales, tradiciones y sensibilidades distintas, para construir entre todos un país tolerante, culto, abierto a la modernidad; un país que se distinga por su calidad democrática, por su cohesión (a la vez que por su pluralidad y diversidad); por sus niveles de bienestar y por su capacidad de hacer frente a los desafíos del futuro", subrayó.

(Habrá ampliación)