Los opositores vinculados por el Gobierno boliviano con el terrorismo califican de "montaje" las acusaciones

LA PAZ, 6 (EUROPA PRESS)

Los líderes cívicos y empresarios de la región boliviana de Santa cruz acusados ayer por el Gobierno de colaborar con el terrorismo se defendieron ayer de estas investigaciones y calificaron de "montaje" las pruebas presentadas en su contra.

Entre los acusados figuran el prefecto cruceño Rubén Costas o el Empresario Branco Marinkovic, quien rechazó "rotundamente" las acusaciones y las enmarcó dentro de un "ataque" a la autonomía, según la Agencia Boliviana de Información. "Queremos que haya una investigación internacional que llegue al fondo de las cosas", reclamó, después de que un testigo levantase las sospechas contra él y varias personas más como presuntos implicados en la red de financiación de la célula terrorista que planeaba asesinar al mandatario de Bolivia, Evo Morales.

El empresario, de origen croata, no aclaró si se presentará en La Paz para declarar ante la Fiscalía, tal y como se le requirió el lunes pasado. Matizó que se defenderán "en la justicia", pero no en la justicia del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS).

Por su parte, el también implicado secretario de Autonomías de la Prefectura de Santa Cruz, Carlos Dabdoud, coincidió con Marinkovic y denunció lo que a su juicio es una estrategia "para descabezar la institucionalidad democrática". "Es bueno que termine de una vez este terrorismo de Estado, es bueno que aparezca la lista final y si es que les falta sería bueno invitarles a llevarse nuestra guía telefónica, ahí estamos todos los cruceños que luchamos por la autonomía", subrayó.

En la misma línea, el secretario general de la Prefectura de Santa Cruz, Rolando Aguilera, ironizó con que "más verdad tiene una telenovela barata de Venezuela que el juego que han montado", en referencia al Gobierno de Morales. "Primero en un magnicidio, después sedición o división del país, y ahora el gobernador de Santa Cruz que forma parte de este grupo terrorista", relató.

UN NUEVO KOSOVO

Entretanto, el Ejecutivo boliviano siguió ayer manteniendo la veracidad de las informaciones que baraja en las últimas semanas e incidió, en boca del viceministro de Justicia, Wilfredo Chávez, en que "esto no es un show".

Chávez insistió en que lo descubierto por el Ministerio Público "no es un invento del Gobierno", sino que "el show será más bien de quienes no quieren acudir a declarar". "Les invocamos que así lo hagan en bien de la justicia y de la tranquilidad pública", pidió, porque según recordó si "no tienen nada que ocultar deberían presentarse tranquilamente ante el Ministerio Público para dar su declaración".

El portavoz de la Presidencia, Iván Canelas, fue más allá y llegó a comparar la situación destapada en Bolivia con el conflicto entre Serbia y Kosovo. Canelas apuntó en rueda de prensa que "el objetivo era crear otro Kosovo, había esa intención, ahora está claro". "Aquí, la gente detenida es la que ha dado detalles de quienes han estado involucrados en alentar esa gran traición a la patria", sentenció, en referencia a un supuesto intento separatista.