Mari Mar Blanco pide la máxima participación de cara a las elecciones para "impedir" la presencia de ETA en Europa

ALBACETE, 25 (EUROPA PRESS)

La diputada del PP en el País Vasco y próxima presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en el Parlamento vasco, María del Mar Blanco, estuvo este lunes en Albacete, donde pidió la máxima participación de cara a las elecciones del próximo 7-J. "Nuestro voto democrático es una manera de impedir que ETA vuelva al parlamento europeo", dijo en la plaza albaceteña que lleva el nombre de su hermano asesinado por los terroristas, Miguel Ángel Blanco.

María del Mar Blanco, arropada por cargos públicos del PP albaceteño presididos por Marcial Marín, así como numerosos ciudadanos que quisieron saludarla, dijo que para ella era "un honor visitar por primera vez la Plaza Miguel Ángel Blanco de Albacete, en un acto de reconocimiento a las víctimas del terrorismo que perdurará en el tiempo, y que tanto hemos echado de menos en el País Vasco bajo los gobiernos nacionalistas. Al contrario, en el País Vasco, a quienes se dedican calles y parques infantiles es a los asesinos".

Según informó el partido en nota de prensa, la diputada del PP, que dijo que en el País Vasco todavía no se había hecho un reconocimiento moral y sincero a las víctimas de ETA se mostró esperanzada en el "cambio que se ha producido a partir del 1 de marzo. Esperemos que sea un cambio real, encaminado a la búsqueda de la paz y la derrota del terrorismo. Por primera vez, tenemos un lehendakari que no es nacionalista".

Blanco añadió con respecto al pacto de gobernabilidad con los socialistas en el País Vasco que "seremos leales a este pacto, porque el esfuerzo merece la pena. Hay que devolver la paz y la libertad que los asesinos nos han arrebatado y que los diversos gobiernos nacionalistas no han hecho nada para solucionar, haciendo distinciones entre ciudadanos nacionalistas y los no nacionalistas".

La diputada del PP se mostró asimismo preocupada por el hecho de la lista europea de Batasuna haya recibido la luz verde del Tribunal Constitucional para presentarse a las elecciones del 7-J. "Es lamentable que no vaya a pasar lo mismo que en el País Vasco, en cuyo parlamento ya ha sido posible que no tengan representación los terroristas. ETA quiere llevar a Europa lo que denomina su conflicto, quiere estar en Europa para lograr financiación económica y para forzar con el Partido Socialista una nueva negociación política a la que ni el Gobierno del PP, ni mis padres, ni la sociedad española accedieron incluso en los momentos más dramáticos".

La diputada vasca se mostró muy crítica con "el mal llamado proceso de paz, que sólo ha servido para dividir a los grupos políticos y para fortalecer a los totalitarios y a los fascistas".

María del Mar Blanco, en clave económica, pidió el voto para el PP porque "tenemos las soluciones y las recetas, como en el 96", y se preguntó "¿a qué espera el PSOE para dar soluciones a los más de 4 millones de parados y al millón de familias que no tienen ingresos?. Sólo nos transmiten falso optimismo y mentiras". "Tenemos la solución frente al goteo de desánimo y la nefasta política económica del Gobierno de Zapatero", concluyó.