Miguel Sanz cree "saludable" el cambio en el Gobierno vasco, que "eliminará los choques" con Navarra

Advierte que, a pesar del cambio institucional, hay "sociológicamente un colectivo muy importante que sigue el dictado de ETA"

BILBAO, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente de Navarra, Miguel Sanz, consideró hoy que "un gobierno constitucionalista" en Euskadi "eliminará los choques" que han surgido hasta ahora "cuando el pensamiento nacionalista se ha puesto de manifiesto en las actuaciones institucionales del Gobierno vasco". Asimismo, dijo estar "encantado" con el cambio "saludable" en las instituciones vascas, aunque advirtió de que "existe sociológicamente un colectivo muy importante que sigue el dictado de ETA".

En sendas entrevistas a Radio Euskadi y ETB, recogidas por Europa Press, el presidente navarro explicó que aún no ha "hablado" con el candidato del PSE a lehendakari, Patxi López. No obstante, opinó que el hecho de que la Comunidad Autónoma Vasca cuente con "un gobierno constitucionalista eliminará estas discrepancias, estos choques que de manera voluntaria se producen cuando se invaden competencias de nuestra comunidad o se ponen de manifiesto identidades que no existen en nuestro estado constitucional".

Tras asegurar que desde el punto de vista personal se ha llevado "francamente bien" con el lehendakari en funciones, Juan José Ibarretxe, apuntó que, "desde el punto de vista institucional, siempre el pensamiento nacionalista anida o está muy presente en las actuaciones políticas en las instituciones".

"Y cuando ese pensamiento nacionalista se ha puesto de manifiesto en las actuaciones institucionales del Gobierno vasco en relación con Navarra han originado choques, actitudes contrarias en Navarra desde el punto de vista político", añadió.

En esta línea, dijo esperar que mejoren las relaciones entre las dos comunidades "no sólo porque pueda haber mejores relaciones personales" con los responsables del nuevo Ejecutivo, sino "porque a priori en relación con lo que representan nuestros partidos existe un mayor respeto político, institucional a nuestras diferentes realidades políticas".

"Ambos -señaló- creemos en la Constitución, en el amejoramiento, en el Estatuto, y por consiguiente eso debe ayudar a no tener interferencias sobre las competencias que en virtud de nuestro ordenamiento jurídico tenemos cada una de nuestras comunidades".

NO HAY CAMBIO SOCIOLÓGICO

Por otra parte, Sanz indicó que, en el País Vasco, no se ha producido "el cambio sociológico", de modo que ha habido "un cambio evidente y democrático en la representación popular, pero hay que ser conscientes de que existe todavía un colectivo muy importante que ha seguido instrucciones a rajatabla de ETA para abstenerse en las últimas elecciones".

"Más de 100.000 ciudadanos han seguido las consignas de ETA. No hay que olvidar nunca que están ahí a la hora de lanzar las campanas al vuelo", indicó.

En cualquier caso, precisó que "no significa que no considere que el cambio que se va a producir en la Comunidad Autónoma Vasca en cuanto a las instituciones es un cambio saludable, porque implica que la alternativa tiene posibilidades para poder representar de manera diferente a lo que han sido casi 30 años de ejercicio del nacionalismo".

"No estoy diciendo absolutamente nada extraño, ni que no estoy a favor. Estoy a favor de la ilegalización de todas aquellas organizaciones que no condenan contundentemente y no se apartan de la estrategia terrorista de ETA. ETA tiene que estar al margen de las instituciones, ninguna organización política puede dar apoyo institucional a ETA", reivindicó.

Por tanto, dijo estar "encantado" con que en la sociedad vasca "se haya producido este cambio institucional, aunque advierta de que existe sociológicamente un colectivo muy importante que sigue el dictado de ETA".