Ordenan que siga el caso por torturas contra los etarras Portu y Sarasola

  • San Sebastián, 29 may (EFE).- La Audiencia de Guipúzcoa ha desestimado el recurso contra la apertura del juicio oral presentado por la defensa de los guardias civiles imputados por un delito de torturas a los presuntos etarras Igor Portu y Mattin Sarasola y ha acordado continuar el caso sin las pruebas solicitadas.

San Sebastián, 29 may (EFE).- La Audiencia de Guipúzcoa ha desestimado el recurso contra la apertura del juicio oral presentado por la defensa de los guardias civiles imputados por un delito de torturas a los presuntos etarras Igor Portu y Mattin Sarasola y ha acordado continuar el caso sin las pruebas solicitadas.

El auto dictado por la Audiencia de Guipúzcoa, al que hoy ha tenido acceso Efe, permite por tanto al Juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián continuar con el procedimiento para el juicio, al entender que a la vista de las diligencias practicadas hasta ahora hay "indicios racionales suficientes" para continuar la instrucción de la causa.

El auto destaca que las pruebas testificales de los forenses y de los dos etarras que reclamaba la defensa de los guardias civiles pueden practicarse en el propio juicio.

El pasado 27 de febrero el Juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián decidió transformar las diligencias previas de este caso en un procedimiento abreviado para continuar la causa penal contra 13 guardias civiles a quienes se imputan delitos de tortura en concurso con delitos o faltas de lesiones.

En ese auto el juzgado pedía además a las partes que solicitaran la apertura del juicio oral y formularan sus escritos de acusación.

La defensa de los agentes recurrió este auto al considerar que debían practicarse pruebas testificales y que los indicios con que contaba el juez eran "insuficientes" para acordar la continuación del procedimiento.

La Audiencia señala sin embargo que "el derecho a utilizar los medios de prueba pertinentes para la defensa", no implica "llevar a cabo una actividad probatoria ilimitada" y que la finalidad de las diligencias pedidas por la defensa es determinar cómo llegaron a manos de dirigentes de ETA en Francia cinco fotografías de las presuntas torturas sufridas por Portu y Sarasola, algo que entiende es "ajeno al objeto de esta investigación".

También desestima la petición de la defensa sobre la falta de credibilidad de los dos etarras debido, por un lado, a que la organización terrorista da instrucciones a sus militantes para que denuncien malos tratos cuando son detenidos y, además, por la existencia de un presunto correo de ETA en el que se habla de las "falsas torturas sufridas por Igor en manos del enemigo", cuestiones que según el tribunal deberán ser analizadas también en el juicio.

Posteriormente la Audiencia repasa seis informes forenses en los que se analizan las lesiones sufridas por Portu y Sarasola, detenidos en Arrasate (Guipúzcoa) el 6 de enero de 2008.

La madrugada siguiente a este arresto, Portu tuvo que ser ingresado en un hospital de San Sebastián con una costilla rota, numerosas contusiones, derrame pleural y un importante enfisema subcutáneo que iba desde la región cervical hasta la pelvis.

En varios informes, los forenses ven compatibles algunas lesiones que sufrieron los presuntos terroristas con sus declaraciones en las que manifestaron haber recibido puñetazos y golpes en todo el cuerpo, mientras que en otros casos se concluye que concuerdan con la detención violenta que manifestaron haber practicado los agentes.

El auto reitera, no obstante, que estas cuestiones "deberán ser analizadas en la siguiente fase procedimental", por lo que rechaza el recurso de la defensa y acuerda seguir los trámites de la causa.