Presos dicen que se dan pasos en Batasuna y en cárceles para el fin de la violencia

  • Bilbao.- Un grupo de ocho presos de ETA internos en la prisión alavesa de Naclares de la Oca, entre ellos históricos ex integrantes de la banda como Joseba Urrusolo Sistiaga, Kepa Pikabea y Carmen Gisasola, ha asegurado que en Batasuna y en las cárceles "se están dando pasos concretos para cerrar el ciclo de la lucha armada".

Unas 300 personas se concentran en la cárcel de Logroño a favor de Otegi

Unas 300 personas se concentran en la cárcel de Logroño a favor de Otegi

Bilbao.- Un grupo de ocho presos de ETA internos en la prisión alavesa de Naclares de la Oca, entre ellos históricos ex integrantes de la banda como Joseba Urrusolo Sistiaga, Kepa Pikabea y Carmen Gisasola, ha asegurado que en Batasuna y en las cárceles "se están dando pasos concretos para cerrar el ciclo de la lucha armada".

Este grupo de reclusos de ETA, ahora alejados de la organización terrorista, se manifiesta de esta forma en una entrevista que mañana publicarán los periódicos del Grupo Noticias, según un extracto de la misma facilitado a Efe.

Además de los citados, integran también el grupo de reclusos citado, que se autodenominan "presos comprometidos con el irreversible proceso de paz", Rafa Caride Simón, Jurgi Oteiza, Andoni Alza, Ibon Etxezarreta Etxaniz y Josu García Corporales.

En la entrevista, realizada a través de cuestionario -según precisa el Grupo Noticias-, los presos afirman que "tanto en Batasuna como en las cárceles han dejado de limitarse a aceptar 'lo que viene de arriba' -en alusión a ETA- y se están dando pasos concretos para cerrar el ciclo de la lucha armada".

El grupo de reclusos es partidario de que la izquierda abertzale dé "pasos más rápidos y más concretos" ya que, a su juicio, "ETA se está adaptando tarde y de forma forzada a la situación que se les plantea".

Para los ocho reclusos, "la mejor manera de evitar escisiones en ETA o que algunos restos continúen es precisamente que Batasuna plantee el 'cambio de ciclo' como algo definitivo e irreversible".

También defienden que los presos tengan un papel activo en el proceso y no sean un "mero espectador" como, según consideran, ha venido ocurriendo.

Este grupo de reclusos afirma que "una mayoría de presos" de ETA piensa como ellos, aunque "el problema es cómo visualizar esa realidad", según indican.

Este grupo de presos de ETA apuesta por "debates serios y profundos en el interior de las cárceles" y considera que "agrupar a los presos políticos ayudaría de manera importante a este proceso de cambio".

También consideran positiva la presencia de viudas de ertzainas víctimas de ETA en los últimos actos de recuerdo a Santiago Brouard y Josu Muguruza -dirigentes de Herri Batasuna asesinados en 1984 y 1989, respectivamente- y apuestan por "dar pasos en el mismo sentido" desde la izquierda abertzale.