Primera condena en Valladolid por delito de atentado cometido sobre un médico

El condenado, sobre el que recayó una pena de un año y medio de cárcel, agredió a un facultativo de Urgencias del Clínico

VALLADOLID, 21 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid condenó a una pena de año y medio de cárcel por delito de atentado a un varón cuya identidad responde a las iniciales J.A.I.C, de 35 años, que a finales de enero de 2007 insultó y agredió a un médico del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico Universitario de la capital tras aconsejar este último al primero que acudiera al servicio de admisiones para informarse sobre dónde se encontraba el familiar por el que estaba preguntando.

La sentencia condenatoria, primera de las dictadas en Valladolid por delito de atentado sobre un facultativo médico, ya que antes este tipo de incidentes eran considerados como una mera falta, se produjo tras llegar a un acuerdo el propio condenado y las acusaciones pública y particular, con lo que finalmente no fue necesaria la celebración del juicio correspondiente, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Así, el fallo impone a J.A.I.C. una pena de un año y seis meses de prisión por un delito de atentado (artículos 550 y 551.1 del Código Penal), una multa de 420 euros por una falta de lesiones y otra multa de 140 euros por una falta de injurias. Además, en concepto de responsabilidad civil, el condenado habrá de indemnizar al facultativo lesionado, J.R.A.M, con la cantidad de 120 euros.

Los hechos se remontan a la tarde del día 27 de enero de 2007, fecha en la que, sobre las 20.20 horas, el ahora condenado, quien carecía de antecedentes penales, acudió al Servicio de Urgencias del Hospital Clínico Universitario, donde se dirigió a un médico especialista del mismo y le preguntó por un familiar suyo que se encontraba en el centro.

Así, tras varios intentos de localizar a dicho familiar, el facultativo indicó al condenado que se dirigiera al servicio de admisiones, ante lo cual este último reaccionó violentamente llamándole "hijo de puta" y "gilipollas", al tiempo que le agarró por el cuello, zarandeándole y arrojándole al suelo.

A causa del incidente, el médico sufrió una erosión en la región lateral derecha y una contusión cervical postraumática, lesiones que precisaron de una primera asistencia médica y tardaron en curar tres días.

PRIMER JUICIO EN VALLADOLID

Pese a ser la primera condena dictada en Valladolid por delito de atentado, el primer juicio por hechos de esta naturaleza se celebró el día 13 de enero, aunque en aquella ocasión este mismo juez acordó absolver al acusado, Cristóbal T.R, quien en abril de 2007 mordió varias veces en el pecho a un médico de la Cruz Roja, con el argumento de que la víctima trabajaba para una organización de carácter privado y no se acreditó en la vista su condición de funcionario público, extremo este último clave para la comisión del tipo delictivo imputado.

Sin embargo, el imputado, para quien el Ministerio Fiscal y la acusación particular solicitaron dos años y tres meses y dos años y ocho meses de prisión, respectivamente, sí fue condenado como autor de dos faltas de lesiones a veinte días de localización permanente y al pago de indemnizaciones por importe global de 1.298 euros.

La referida sentencia se encuentra apelada ante la Audiencia de Valladolid.