Prisión preventiva en Marruecos para un presunto implicado en los atentados del 11-M

  • Rabat, 20 may (EFE).- El juez de instrucción encargado de asuntos de terrorismo en el Tribunal de Apelación de Salé ha ordenado la prisión preventiva contra el marroquí Mohamed Belhadj, extraditado por Siria, por su presunta implicación en los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, informaron fuentes oficiales.

Rabat, 20 may (EFE).- El juez de instrucción encargado de asuntos de terrorismo en el Tribunal de Apelación de Salé ha ordenado la prisión preventiva contra el marroquí Mohamed Belhadj, extraditado por Siria, por su presunta implicación en los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, informaron fuentes oficiales.

La agencia MAP indicó que el acusado fue presentado ante la Justicia este martes para responder a los cargos de "constitución de banda criminal con el objetivo de preparar y perpetrar actos terroristas y atentado grave contra el orden público".

Belhadj, de 31 años, estaba siendo buscado por las autoridades españolas, según confirmó hoy a EFE el magistrado de enlace entre España y Marruecos, Ángel Llorente, quien añadió que el acusado lleva en este país desde principios de mes tras su extradición por Siria.

Llorente añadió que desconoce aún si España pedirá la extradición del presunto terrorista implicado en los ataques, que provocaron 191 muertos y casi 2.000 heridos.

Belhadj alquiló el apartamento en Leganés, a las afueras de Madrid, en el que se alojaron siete miembros del comando que perpetró los atentados del 11-M.

Tras la explosión del piso donde se encontraban los autores de los ataques, el 3 de abril de 2004, Belhadj huyó de Madrid junto al también imputado Mohamed Afalah, pasaron por Barcelona y se dirigieron a Bélgica para buscar cobijo en casa de los hermanos de Belhadj.

Tras esto, se refugió en Bélgica y posteriormente en Siria, país en el que residió durante dos años y donde fue detenido y extraditado a Marruecos.

Para su huida, los dos presuntos terroristas islamistas contaron supuestamente con la ayuda de varios de los detenidos en la llamada "operación Tigris", recientemente juzgados por la Audiencia Nacional, que absolvió a diez de los catorce procesados tras anular la intervención de sus correos electrónicos.

Hasta ahora, tanto la Policía como la Fiscalía españolas barajaban también la hipótesis de que Afalah y Belhadj hubieran pasado de Siria a Irak y que ambos hubieran muerto en este último país en un atentado suicida.

Fuentes de la Fiscalía de la Audiencia Nacional han informado a Efe de que pedirán al juez Eloy Velasco que solicite la extradición de Belhadj a Marruecos y que, en caso de que ésta no sea concedida, sea juzgado allí, como ya ocurrió con Abdelilah Hriz, condenado a 20 años de prisión por su implicación en los atentados del 11-M.