Rubalcaba insiste en que el etarra detenido en París tenía responsabilidades en la banda y no era un miembro de base

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reiteró hoy que Iker Esparza, el etarra detenido la madrugada del lunes en París, tenía responsabilidades en la banda terrorista y no era un simple activista de base.

Según ha trascendido, en el momento de la detención este etarra llevaba una quincena de documentos de identidad falsificados, además de estar armado. Eso sí, se le capturó estando en estado de embriaguez y, según algunos medios, incluso acababa de contratar los servicios de una prostituta.

En declaraciones en el Congreso, Pérez Rubalcaba explicó esta mañana que Esparza "no era un desconocido" para las Fuerzas de Seguridad españolas, que sabían que formaba parte de ETA "y no en un puesto irrelevante".

Según explicó, la Policía está investigando la documentación que llevaba el etarra para delimitar las responsabilidades que tenía en la banda, pero ya adelantó que no sólo eran políticas.