Una unidad de gendarmes aborta un atentado suicida contra una comisaría al oeste de Argel

  • Argel, 15 abr (EFE).- Una unidad de información de la Gendarmería argelina abortó el martes un atentado suicida contra una comisaría de Policía en la provincia costera de Tipaza, a 70 kilómetros al oeste de Argel, informaron hoy fuentes de seguridad

Una unidad de gendarmes aborta un atentado suicida contra una comisaría al oeste de Argel

Una unidad de gendarmes aborta un atentado suicida contra una comisaría al oeste de Argel

Argel, 15 abr (EFE).- Una unidad de información de la Gendarmería argelina abortó el martes un atentado suicida contra una comisaría de Policía en la provincia costera de Tipaza, a 70 kilómetros al oeste de Argel, informaron hoy fuentes de seguridad

Los gendarmes detuvieron a dos individuos, uno de los cuales portaba un cinturón de explosivos que pretendía hacer estallar en el interior de la comisaría de la localidad de Hamr El Ain.

La identidad de los detenidos no ha sido precisada, aunque las fuentes indicaron que se trata de miembros de la organización terrorista Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI) y que uno de ellos es originario de la localidad de El Afroun, en la provincia de Blida.

Las investigaciones condujeron posteriormente a la detención de una tercera persona, acusada de facilitar ayuda a los comandos de la rama de Al Qaeda en el Magreb que operan en la provincia de Tipaza.

Esta provincia, colindante con la de Argel y que alberga las ruinas de una antigua ciudad romana, fue escenario el pasado jueves, día de las elecciones presidenciales en el país, de un ataque contra un convoy electoral que no produjo víctimas.

El primer atentado con cinturón de explosivos en Argelia se registró en septiembre de 2007 en la ciudad de Batna, con motivo de la visita del presidente del país, Abdelaziz Buteflika.

El terrorista suicida hizo estallar su cinturón entre la multitud que esperaba al jefe del Estado, matando a 22 personas e hiriendo a cerca de un centenar.

El último atentado suicida se produjo el pasado 7 de marzo contra la sede la guardia comunal en la localidad de Tadmait, en la provincia cabil de Tizi-Ouzou, y causó dos muertos, entre ellos una mujer de avanzada edad, y nueve heridos.