ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Una víctima española del 11-M reclama una mayor conciencia social

  • Medellín (Colombia), 29 may (EFE).- El español Jesús Ramírez, víctima de los atentados cometidos por Al Qaeda el 11 de marzo de 2004 en Madrid, pidió hoy mayor conciencia social sobre el terrorismo y utilizar "todas las armas legales para destruirlo".

Clara Rojas dice que las víctimas del terrorismo deben unirse para salir adelante

Clara Rojas dice que las víctimas del terrorismo deben unirse para salir adelante

El Príncipe de Asturias alaba a quienes luchan a diario contra el terror y a las víctimas

El Príncipe de Asturias alaba a quienes luchan a diario contra el terror y a las víctimas

Medellín (Colombia), 29 may (EFE).- El español Jesús Ramírez, víctima de los atentados cometidos por Al Qaeda el 11 de marzo de 2004 en Madrid, pidió hoy mayor conciencia social sobre el terrorismo y utilizar "todas las armas legales para destruirlo".

"Cualquier persona es potencialmente víctima", declaró Ramírez a un grupo de periodistas en Medellín, donde hoy se inauguró el V Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo con la presencia de los Príncipes de Asturias y el presidente de Colombia, Álvaro Uribe.

"El punto básico es que el terrorismo nos afecta a todos, cualquier persona es potencialmente víctima, todos los países se deben concienciar del grave problema y hay que combatirlo con todas las armas legales", manifestó Ramírez, ponente en el congreso.

Resaltó que "este encuentro es muy importante para las víctimas, pero sobre todo para la sociedad", al mencionar el "privilegio" que supone ser una víctima en España respecto de otros países, donde además de sufrir un atentado contra la vida no se cuenta con médicos especialistas y psicológicos que los atiendan.

"Me gustaría que la gente tomara conciencia de que cuando alguien sufre un atentado lo sufren todas las personas del entorno; cuando uno tiene que aprender de nuevo a andar, a hablar, tiene a toda la familia pendiente de las desgracias, por eso no es un atentado contra una persona sino contra toda la sociedad", insistió.

Jesús Ramírez, que contaba 49 años cuando fue víctima de los atentados que causaron en Madrid casi 200 muertos, relató que su vida a partir de ese momento "cambió radicalmente".

"Yo era un hombre que amaba mi trabajo, me gustaba hacer deporte, me gustaba pasear, charlar, cosas que pueden parecer monótonas o pequeñas, pero son las que dan valor al ser humano", afirmó, al recordar el largo tiempo que sólo pudo ver la calle a través de la ventana de un hospital.

Ramírez estaba encargado de la maquetación y la publicidad de la revista que edita la Secretaría de Estado de Comercio de España, pero tras el atentado recibió la incapacidad permanente y no pudo volver al trabajo.

Además era vicepresidente de una agrupación deportiva que le permitía jugar al tenis, uno de sus principales hobbies.

"Ahora estoy jubilado, estoy hecho un drama, hecho en falta las conversiones con mis compañeros; me gustaba jugar al tenis, lamentablemente ya no puedo levantar el brazo ni correr porque tengo las piernas quemadas", explicó.

Por todo esto, Jesús Ramírez cree que "la violencia no puede generar más violencia, hay que acorralarla y eliminar el terrorismo con todas las bases legales".

Este V Congreso acoge hasta el sábado a una treinta de víctimas del terrorismo de varios países, entre ellos España, Irlanda del Norte, México, Colombia y Chile, que expondrán sus experiencias ante un auditorio formado por unos 1.600 asistentes.