UPyD propone en el Congreso que la Fiscalía siga a terroristas excarcelados para que no dejen de pagar indemnizaciones

Rosa Díez pide aprovechar la reforma de la Ley de Víctimas sobre el callejero etarra para subir indemnizaciones y extender distinciones MADRID, 22 (EUROPA PRESS) La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Rosa Díez, quiere que se aproveche la reforma de la Ley de Víctimas del Terrorismo que se tramita actualmente en la Cámara sobre la eliminación del 'callejero etarra' para ampliar considerablemente las indemnizaciones por fallecimiento e incapacidad de las víctimas, extender las condecoraciones, excluir de ayudas públicas a los ayuntamientos que permitan el ensalzamiento de ETA e instar a la Fiscalía General a seguir a terroristas excarcelados para que no dejen de pagar indemnizaciones. En concreto, Rosa Díez pide la creación en la Fiscalía General del Estado de la Oficina de Seguimiento de Terroristas Excarcelados con el objetivo de que se investiguen sus fuentes de ingresos, y en su caso, se reclame el embargo de éstas hasta que se hayan hecho efectivas las indemnizaciones por responsabilidad civil a las correspondientes víctimas. COMO LAS VÍCTIMAS DEL 11-M En otra de sus enmiendas se plantea plantea incrementar a 900.000 euros la indemnización a recibir en el supuesto de fallecimiento, en contraste con los 138.232,78 euros que contempla actualmente la citada normativa. UPyD ha calculado esta cantidad en función de las indemnizaciones que la Audiencia Nacional estableció para las víctimas del atentado del 11 de marzo, que costó la vida un total de 191 personas y dejó miles de heridos, según se informó a Europa Press en fuentes de la formación. Además, la formación que capitanea Rosa Díez contempla una cuantía de 2,5 millones de euros para las víctimas del terrorismo que sufran una gran invalidez; 630.000 euros, para una incapacidad permanente absoluta; 315.000, para una permanente total, y 234.000 para una permanente parcial. La líder de UPyD también propone un cuadro con las indemnizaciones que podrían recibir las víctimas directas del terrorismo por lesiones permanentes no invalidantes, cuyas cuantías establece que se revisen cada dos años. Así, plantea añadir a 30.000 euros la cantidad que resulte de multiplicar 300 euros por el número de días que el herido haya tardado en recuperarse. Además, a ese total se sumarían otros 10.000 euros si el herido ha tardado más de 100 días en curarse o si padece secuelas físicas o psicológicas. DISTINCIONES PARA ESCOLTADOS A través de sus enmiendas, Rosa Díez advierte también de la necesidad de ampliar las distinciones honoríficas señalando al Gobierno como el responsable de modificar en el plazo de tres meses el actual Reglamento de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo. Así, propone que se les otorgue en el grado de Cruz con cantones negros a los familiares de las víctimas directas del terrorismo hasta el segundo grado de consanguinidad y en el grado de Cruz a las personas que hayan salido indemnes de atentados terroristas, a las que sus bienes hayan resultado destruidos o dañados y a las que son amenazadas por terroristas u organizaciones terroristas o hayan tenido que utilizar los servicios de escolta. En otra de las enmiendas, que incluye una nueva disposición adicional, aboga por que los delegados del gobierno en las distintas comunidades autónomas velen por el cumplimiento de la prohibición de que en los lugares públicos se ensalce a ETA y a su entorno, y por excluir del programa de subvenciones públicas, así como del acceso a las fuentes de crédito que gestiona el ICO, a todas las corporaciones locales que lo incumplan.