Fiebre e hipertensión de Fujimori obligan a aplazar las audiencias judiciales

  • Lima, 18 mar (EFE).- El ex presidente peruano Alberto Fujimori presentó hoy fiebre y una subida de presión arterial, lo que obligó al tribunal que lo juzga por presuntas violaciones a los derechos humanos a suspender el proceso hasta la próxima semana.

Fiebre e hipertensión de Fujimori obligan a aplazar las audiencias judiciales

Fiebre e hipertensión de Fujimori obligan a aplazar las audiencias judiciales

Lima, 18 mar (EFE).- El ex presidente peruano Alberto Fujimori presentó hoy fiebre y una subida de presión arterial, lo que obligó al tribunal que lo juzga por presuntas violaciones a los derechos humanos a suspender el proceso hasta la próxima semana.

La Sala Penal Especial de la Corte Suprema, que preside el vocal César San Martín, tomó la decisión luego de que Fujimori fuera revisado por el doctor Eloy Loayza, representante del Instituto de Medicina Legal.

Según el diagnóstico, el ex mandatario (1990-2000) experimentó un cuadro de hipertensión y fiebre causada por una fuerte faringitis.

San Martín dijo que las audiencias serían suspendidas hasta el lunes, aunque indicó que la próxima semana se celebrarán tres sesiones, incluido el viernes, para recuperar la de hoy.

El tribunal también ordenó al Instituto Nacional Penitenciario (INPE) que en cada audiencia se porte la historia clínica del acusado y que se cumpla con los controles médicos sin dejarlos de lado en días festivos o fines de semana.

El abogado de Fujimori, César Nakasaki, siguió hoy con los alegatos finales de la defensa, luego de que el pasado lunes el tribunal le concediera cuatro sesiones más para terminar de exponer sus argumentos.

Nakazaki ha anunciado que "es muy probable" que vuelva a pedir varias sesiones más para concluir sus alegatos, por lo que consideró "prematuro" decir que Fujimori tomará la palabra en solo dos semanas.

El abogado recordó que la defensa tiene derecho a pedir cuantas sesiones suplementarias desee sin plazo límite, aunque sí hay criterios de limitación: que los argumentos no sean repetidos y que sean importantes.

Fujimori se enfrenta a una pena de 30 años de cárcel por su presunta responsabilidad en la muerte de 25 personas en las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), además de los secuestros del periodista Gustavo Gorriti y del empresario Samuel Dyer, tras el "autogolpe" de Estado de 1992.