Los muchos "amigos" del ex presidente Alfonsín lloran su muerte

  • Bogotá, 1 abr (EFE).- Las palabras "amigo" y "demócrata" fueron el denominador común de las muchas declaraciones de condolencia formuladas hoy por Gobiernos y políticos iberoamericanos por la muerte de Raúl Alfonsín, primer presidente democrático argentino tras una larga y sangrienta dictadura.

Bogotá, 1 abr (EFE).- Las palabras "amigo" y "demócrata" fueron el denominador común de las muchas declaraciones de condolencia formuladas hoy por Gobiernos y políticos iberoamericanos por la muerte de Raúl Alfonsín, primer presidente democrático argentino tras una larga y sangrienta dictadura.

"América Latina está hoy de luto, ha muerto un gran demócrata", manifestó el ex presidente chileno Ricardo Lagos sobre el ex gobernante argentino (1983-1989) fallecido este martes en Buenos Aires.

Su fuerte compromiso con la democracia y los derechos humanos es, además de la amistad, lo más destacado por quienes manifestaron pesar por su muerte, por la que habrá duelo oficial no solo en su país, sino en Paraguay y Perú.

El Gobierno paraguayo decretó tres días de duelo, los mismos que en Argentina, y anunció que enviará una delegación oficial a Buenos Aires para los actos fúnebres de Alfonsín, que tenía 82 años y padecía un cáncer de pulmón desde 2007.

En Perú, el jueves será un día de duelo oficial nacional y la bandera peruana ondeará a media asta en todos los edificios públicos y en las misiones diplomáticas del país.

"Su figura será siempre recordada como la de un insigne político y un gran Presidente, defensor de los derechos humanos que contribuyó, de manera decisiva, a la consolidación de la democracia en vuestro país", señaló el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en un mensaje a la presidenta argentina, Cristina Fernández.

El jefe del Gobierno español destacó también, que Alfonsín, de origen gallego, era un "gran amigo de España".

También desde Madrid, el secretario general iberoamericano, el uruguayo Enrique Iglesias, elogió el ejemplo de "compromiso y de lucha" en favor de los derechos humanos que representó el ex presidente argentino, un "referente ético y político extraordinario para toda Iberoamérica", según sus palabras.

Con la muerte de "este hombre bueno y honrado, he perdido un viejo y muy querido amigo", dijo Iglesias.

El ex presidente brasileño y actual presidente del Senado en su país, José Sarney, también lloró la muerte de su "amigo" Alfonsín, quien "con coraje", inició el camino de la integración e "hizo posible el sueño de la democracia", dijo.

Según Sarney, Alfonsín también "abrió el camino de la integración latinoamericana" y contribuyó a "invertir el proceso histórico de hostilidad entre Brasil y Argentina".

Tres ex presidentes uruguayos, Jorge Batlle, Luis Alberto Lacalle y Julio María Sanguinetti, también tuvieron palabras elogiosas para Alfonsín.

Fue "un bálsamo para Argentina" y "un factor de enorme importancia, casi decisivo", en la recuperación democrática de ese país, dijo Batlle, del Partido Colorado.

Lacalle calificó a Alfonsín como "un demócrata" que lo "hizo todo", en medio de "serias dificultades", para que "Argentina retomara el camino de la democracia".

Sanguinetti manifestó su "congoja" por la muerte de quien fue -dijo- "un gran empecinado de las grandes causas".

Para el ex presidente colombiano Belisario Betancur, Alfonsín "fue un gran hombre de América, un gran hombre de la democracia", que "recorrió el mundo entero (...) siempre sentando cátedra de democracia y de libertad".

"Su amistad me honró, su recuerdo me enaltece, pero al mismo tiempo me entristece su ausencia", dijo Betancur.

El ex presidente Lagos destacó la solidaridad de Alfonsín hacia los chilenos durante la dictadura de Augusto Pinochet, y su respeto "a las convicciones y la lealtad, acompañada de una visión de Estado".

"Recuerdo con mucha emoción que cuando estuve preso, sabiendo que podría tener problemas con el gobierno militar, levantó su voz como presidente argentino pidiendo mi libertad", recordó.

Lagos también destacó que durante el Gobierno de Alfonsín se inició el proceso de solución de todos los problemas limítrofes entre Chile y Argentina.

En un comunicado emitido este martes, poco después de conocerse el fallecimiento, el Gobierno de México expresó "sus más sinceras condolencias" al Gobierno y pueblo de Argentina.

Alfonsín fue "uno de los líderes políticos más representativos de la historia moderna argentina, cuya labor resultó esencial para la consolidación democrática e institucional de esa nación", y también tuvo un importante papel "en el fomento del diálogo y la concertación en América Latina".

El vicepresidente brasileño, José Alencar, dijo hoy que "los argentinos y todos los defensores de la democracia y la libertad le estarán eternamente agradecidos" a Alfonsín, quien "ya es parte de la historia de nuestro continente", dijo.

El ex presidente estadounidense James Carter aseguró a su vez, que el ex mandatario argentino "fue uno de los líderes más importantes de la recuperación de la democracia en América Latina", donde "abrió un nuevo ciclo de libertad", "por su fuerte compromiso con los derechos humanos".

"Cuando él decidió juzgar a los comandantes de la dictadura a través de la justicia ordinaria, logró dar un salto del caos de la arbitrariedad a la senda del estado de derecho y la institucionalidad", puntualizó el ex jefe de la Casa Blanca.