Morales se querella contra el diario La Prensa por relacionarlo con corrupción

  • La Paz, 22 mar (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, se querelló contra el diario La Prensa por una información de diciembre pasado en que lo relacionaba con un presunto caso de corrupción ocurrido en el departamento de Pando (norte), informan hoy los medios locales.

Morales se querella contra el diario La Prensa por relacionarlo con corrupción

Morales se querella contra el diario La Prensa por relacionarlo con corrupción

La Paz, 22 mar (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, se querelló contra el diario La Prensa por una información de diciembre pasado en que lo relacionaba con un presunto caso de corrupción ocurrido en el departamento de Pando (norte), informan hoy los medios locales.

El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, justificó ante los medios la medida porque La Prensa "publicó unos titulares que, primero, no tenían conexión ni relación con el contenido y que, además, mentían, engañaban y eran tendenciosos".

"En el marco de la Ley de Imprenta lo que se hace es presentar una denuncia y eso es lo que se ha hecho", agregó Llorenti citado por el diario El Deber, que pertenece al mismo grupo de comunicación que La Prensa.

"Evo negoció luz verde con los contrabandistas", fue el titular de apertura de La Prensa del pasado 9 de diciembre y que provocó un serio enfado en el presidente, quien llegó a someter a un periodista del medio a lo que diversas instituciones consideraron "humillación".

Morales interrumpió un discurso en Palacio de Gobierno para llamar al periodista y entregarle documentos que, dijo, negaban que hubiera negociado un acuerdo con contrabandistas de Pando.

El presidente fue criticado porque expuso al reportero, quien no había escrito la noticia, en un acto público y lo dejó en una situación de "indefensión" y con el riesgo de ser objeto después de agresiones de parte de sus partidarios, como ha ocurrido con otros casos anteriores.

El diario La Prensa en su edición de hoy ratifica lo publicado en diciembre y afirma que estaba "debidamente sustentado" en dos cartas enviadas al mandatario por comerciantes considerados presuntos contrabandistas.

El jefe de redacción de La Prensa, Carlos Morales, citado por su propio diario, afirmó que la querella del presidente es parte de "una ofensiva para acallar a la prensa escrita y a los medios", además de para "silenciar las denuncias sobre hechos de corrupción".

La Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP) denunció este mes que Morales mantiene ataques y escarnios a la prensa independiente de su país con el argumento de que los medios son sus enemigos y están "al servicio de la oligarquía".

El portavoz de Morales, el periodista y ex diputado Iván Canelas, rechazó la denuncia de la SIP, a la que acusó de tener "una fuerte ligazón con muchos Gobiernos de derecha" y de que "confunde la libertad de expresión, de la cual todos los ciudadanos bolivianos gozan, con la libertad de empresa".