Muere el ex presidente argentino Raúl Alfonsín

Muere el ex presidente argentino Raúl Alfonsín

Muere el ex presidente argentino Raúl Alfonsín

BUENOS AIRES (Reuters) - El ex presidente argentino Raúl Alfonsín, símbolo del retorno de la democracia al país tras una feroz dictadura militar, falleció el martes a los 82 años en su domicilio de Buenos Aires, afectado por un cáncer de pulmón.

Alfonsín, abogado de profesión, dirigió Argentina entre 1983 y 1989, un período convulso por los rescoldos de un Gobierno de facto que persiguió y mató a miles de disidentes durante los siete años que estuvo en el poder.

"Ha fallecido tranquilo en su domicilio acompañado de sus familiares. Nos dejó quedándose dormido, todo ocurrió en un marco de suma tranquilidad", anunció Alberto Sadler, uno de los médicos que le acompaño durante su enfermedad.

Cientos de personas permanecían en la puerta de la casa del ex presidente en la ciudad de Buenos Aires con velas encendidas en las manos y lágrimas en los ojos, mientras los medios de comunicación modificaban su programación para dedicarse enteramente a recordar su figura.

El Gobierno de la presidenta, Cristina Fernández, ha declarado tres días de duelo nacional hasta el 2 de abril.

"La figura de él está indisolublemente vinculada a la recuperación democrática de la Argentina luego de la dictadura más trágica que tuvimos los argentinos", dijo Fernández desde Londres, donde participará de la reunión del grupo G-20.

El ex mandatario, líder de la Unión Cívica Radical, un partido de centro, lideró el histórico juicio a la Junta Militar de 1985, sin precedentes en América Latina, que terminó con el encarcelamiento de la cúpula de la dictadura.

"El juicio a las juntas militares es otro parangón histórico muy importante que deben reconocerle todos los argentinos", dijo el ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007), esposo de la actual mandataria.

Poco después, en medio de fuertes presiones políticas y de sucesivos intentos de golpes de Estado, ese logro se difuminó parcialmente con la promulgación de leyes de amnistía que permitieron a cientos de militares de menor rango evitar a la Justicia.

Según las estimaciones de un informe oficial, unas 11.000 personas desaparecieron durante la dictadura, aunque varias organizaciones de derechos humanos elevan la cifra a 30.000.

PESAR POLÍTICO

El Gobierno de Alfonsín terminó anticipadamente en medio de una fuerte crisis económica y feroces huelgas de los sindicatos, opositores en su mayoría, y fue sucedido por Carlos Menem (1989-1999).

"El doctor Alfonsín siempre fue un verdadero amigo", afirmó Menem.

La noticia del deterioro de su salud en los últimos días ha mantenido a toda la clase política local pendiente de una figura clave de Argentina de los últimos 25 años, y figuras destacadas de todos los partidos y sectores sociales han manifestado su pesar por su fallecimiento.

"Es un momento de dolor, de mucha pena, de gran pesar", dijo el ex presidente Fernando de la Rúa, que gobernó entre 1999 y 2001. El ex mandatario destacó "la necesidad de recoger los ejemplos valiosos que deja quien entregó su vida luchando por la república y por la defensa de la democracia".

Los restos de Alfonsín serán velados en el Congreso de la Nación a partir del miércoles y serán sepultados el jueves.

"Es un hombre que he querido entrañablemente. Es un modelo, un ejemplo, sobre todo de honestidad en tiempos donde es un recurso no muy abundante", dijo a su vez el ex presidente Eduardo Duhalde, cuyo mandato se extendió entre 2002 y 2003.

El ex presidente uruguayo Julio María Sanguinetti destacó el liderazgo de Alfonsín en la restauración de las democracias en la región tras las dictaduras sufridas.

"Raúl (Alfonsín) encabeza una oleada de democratización. Los años 70 habían sido una oleada de golpes de Estado. La oleada democrática comienza en la Argentina en el 83", aseguró el ex presidente uruguayo.

"Raúl simboliza ese momento, lo representa como nadie, por sus características, por su vigor personal, por su capacidad oratoria, por una convicción democrática que en él no era discurso", añadió Sanguinetti, que ejerció la presidencia uruguaya en dos legislaturas.