Perú se prepara para conocer la sentencia a Fujimori

Perú se prepara para conocer la sentencia a Fujimori

Perú se prepara para conocer la sentencia a Fujimori

Por Marco Aquino

LIMA (Reuters) - Un tribunal peruano anunciará el martes si el ex presidente Alberto Fujimori es culpable de las matanzas de 25 personas durante su gobierno, en un fallo histórico que podría marcar un precedente en otros casos de abusos a los derechos humanos en todo el mundo.

Los fiscales han solicitado 30 años de prisión para él por los cargos de lesiones graves, homicidio calificado y secuestro bajo la modalidad de "autor mediato" o de ejercer el "dominio" sobre el escuadrón militar que ultimó a las víctimas por supuestamente ser guerrilleros.

Fujimori, de 70 años, ha negado los cargos y su defensa ha anunciado que apelará cualquier fallo condenatorio.

La lectura de la sentencia en un cuartel policial ubicado en un barrio pobre de Lima, donde está recluido, se iniciará a las 09:00 local (14:00 GMT), poniendo fin a un proceso que comenzó el 10 de diciembre de 2007, poco después de que el ex presidente fuera extraditado desde Chile.

Según expertos, el caso de Fujimori, que responde ante la justicia de su país por abusos a los derechos humanos, es raro en el mundo y el único de su tipo en Latinoamérica, una región que vivió procesos violentos entre dictaduras y democracias.

"Será un fallo histórico, no sólo para Perú sino para el mundo pues sentará un gran precedente en casos de violación a los derechos humanos", dijo a Reuters el consejero legal de Amnistía Internacional, Hugo Relva, quien ha seguido de cerca el proceso, que duró 160 audiencias.

Analistas esperan que Fujimori sea hallado culpable en el proceso, para el cual han llegado observadores internacionales, pero difieren sobre la pena que puede recibir. La lectura de la sentencia será retransmitida en directo por la televisión.

Una condena podría distanciar al grupo político de Fujimori, que eventualmente apoya al Gobierno en el Congreso, del partido oficialista APRA, haciendo más duro el camino del presidente Alan García a poco más de la mitad de su mandato.

IMPLICANCIAS POLITICAS

García dijo el lunes que espera un "fallo justo" y exhortó a los partidarios de Fujimori, quien gobernó el país desde 1990 hasta 2000, a respetar la sentencia.

Los simpatizantes del ex presidente, encabezada por su hija Keiko Fujimori, que posiblemente se presente como candidata presidencial para las elecciones de 2011, han anunciado que realizarán manifestaciones para rechazar una condena al ex presidente.

Alrededor de 300 personas protestaban en la noche del lunes frente a la sede policial donde está recluido Fujimori.

"Mi padre tuvo los pantalones para acabar con el terrorismo", dijo el hijo menor del mandatario, Keny Fujimori, a los simpatizantes que gritaban "¡Libertad!", muchos con la cara pintada de rayas naranjas, el color del partido de Fujimori.

En otro lado de la ciudad, familiares de las víctimas de abusos y activistas de derechos humanos exigían con velas una drástica condena frente al Palacio de Justicia.

"Queremos una sentencia como corresponde a un asesino", dijo Carolina Oyague, hermana de una de las víctimas.

Para algunos, Fujimori, quien fue elegido tres veces presidente de Perú, es un héroe por haber derrotado en los 90 a la guerrilla maoísta de Sendero Luminoso. Pero, para otros, es un "corrupto" y "asesino" que avaló escuadrones de la muerte en una guerra sucia contra los grupos armados.

Según la fiscalía, Fujimori respaldó la matanza de nueve estudiantes y un profesor de la universidad estatal La Cantuta en 1992 y la muerte de 15 personas, entre ellas un niño, durante una fiesta en el distrito Barrios Altos en 1991.

Además se le acusa del rapto de un empresario y un periodista opositores, este último un día después de que Fujimori cerrase el Congreso y el Poder Judicial tras un autogolpe con el apoyo de las Fuerzas Armadas en 1992.

Los abogados de las víctimas y los fiscales han afirmado que, aunque no existe una prueba directa escrita o verbal, Fujimori tenía conocimiento de la existencia del grupo militar conocido como "Colina" y avaló sus operaciones en la sombra.

"Hay pruebas indiciarias de que (Fujimori) tenía el dominio del hecho. No pudo haber ignorado lo que pasaba. Es responsable como autor mediato", dijo el abogado Ronald Gamarra.

Según analistas, una condena contra Fujimori también activaría denuncias de abusos a los derechos humanos durante los gobiernos del ex presidente Fernando Belaunde (1980-1985) y de la primera gestión de Alan García (1985-1990).

Fujimori, hijo de inmigrantes japoneses, tiene otros juicios pendientes y ya fue condenado a seis años de prisión por el allanamiento ilegal de la vivienda de su ex mano derecha y jefe de espías Vladimiro Montesinos, para extraer videos que supuestamente lo relacionaban con hechos de corrupción.