Un testigo clave en juicio contra Calderón pide protección por amenaza de muerte

  • San José, 16 abr (EFE).- Walter Reiche, uno de los acusados y testigos clave en el juicio por corrupción que se realiza contra el ex presidente costarricense Rafael Ángel Calderón (1990-1994), pidió hoy protección a las autoridades tras recibir una amenaza de muerte.

Un testigo clave en juicio contra Calderón pide protección por amenaza de muerte

Un testigo clave en juicio contra Calderón pide protección por amenaza de muerte

San José, 16 abr (EFE).- Walter Reiche, uno de los acusados y testigos clave en el juicio por corrupción que se realiza contra el ex presidente costarricense Rafael Ángel Calderón (1990-1994), pidió hoy protección a las autoridades tras recibir una amenaza de muerte.

Reiche, ex presidente de la Corporación Fischel, ha dado a lo largo de esta semana una amplia declaración en la que incrimina a Calderón en el reparto de unos ocho millones de dólares en comisiones por un préstamo de 39,5 millones que la estatal Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) adquirió en 2002 con el Gobierno de Finlandia para la compra de equipo médico.

El abogado de Reiche, Francisco Campos, informó hoy al tribunal de que una persona no identificada llamó a la redacción de un canal de televisión local para alertar de un supuesto plan para asesinar a su cliente, por lo que solicitó mayores medidas de seguridad.

Campos declaró a la prensa que el asunto ya está en conocimiento de la Policía para que realice las investigaciones pertinentes.

Por su parte, Reiche comentó que esta no es la primera vez que recibe amenazas de muerte y que, aunque lo tomó por "sorpresa", esta situación no impedirá que sea "sincero".

"Es una medida para amedrentarme o tratar de callarme, pero no cambiaré mi declaración", aseguró.

Calderón se vio envuelto en la polémica en 2004 cuando la prensa sacó a la luz pública que el ex diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y entonces presidente de la CCSS Eliseo Vargas vivía en una mansión que era propiedad de la Corporación Fischel, uno de los principales proveedores del seguro social costarricense.

Reiche confesó esta semana que la lujosa vivienda había sido parte de una "comisión" que Fischel pagó a diversos jerarcas de la CCSS y políticos a cambio de aprobar el préstamo con Finlandia, pues la empresa era la representante en Costa Rica de la compañía europea que vendió los equipos.

Además, afirmó que, por garantizar la aprobación del crédito, la compañía finlandesa aprobó pagar 700.000 dólares, de los cuales, más de 500.000 le fueron depositados a Calderón en cuentas de sociedades en Panamá.

Calderón ha reconocido que recibió este dinero, pero sostiene que se trató del pago por una "consultoría política" que brindó a Fischel y que son recursos legítimos.

Sobre las amenazas de muerte a Reiche, el ex mandatario dijo hoy que "es algo inaceptable, pero tampoco es para asustarse demasiado (...); lo importante es que se haga la investigación correspondiente".

Calderón, quien tiene aspiraciones presidenciales para las elecciones de 2010, es el primer ex presidente costarricense en enfrentar un juicio por corrupción y desvío de fondos.