ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Audiencia Provincial de Asturias juzgará desde mañana a una banda organizada que estafó 400.000 euros a concesionarios

GIJÓN, 5 (EUROPA PRESS)

La Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón juzgará desde mañana y hasta el 15 de mayo a una banda organizada dedicada a la estafa de concesionarios, al convencer a gente con pocos recursos, principalmente drogadictos, para que adquirieran vehículos a través de financieras con documentación falsa, que posteriormente eran revendidos a terceros, confirmaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El montante global de la estafa, que se llevó a cabo entre los años 1999 y 2000 en diversos concesionarios de Asturias, sobre todo de Oviedo y Gijón, ronda los 400.000 euros. En el juicio, que se celebrará en seis sesiones (6,7,8,13,14 y 15 de mayo), se solicita una pena de seis años de cárcel para cuatro de los acusados, V.F.M., F.J.S.S., J.A.G. y A.B.C., y de cinco años de prisión para otros cinco imputados, M.V., V.G.H., J.E.F.V., J.M.P. Y J.M.C.. Además, deberán indemnizar conjuntamente a las financieras en las cantidades que correspondan a cada una de ellas.

Según el relato fiscal al que tuvo acceso Europa Press, los cabecillas de la banda captaban personas con escasos recursos, los cuales simulaban ante los concesionarios tener solvencia acreditada por medio de documentación "falsa", como nóminas o declaraciones de la Renta. Para este fin, también abrían a su nombre cartillas bancarias con un saldo mínimo.

Los documentos "falsos" eran facilitados por los cabecillas de la organización, que asesoraban sobre cómo debían comportarse en los concesionarios para cerrar la compra, o incluso acompañaban a los 'ganchos' durante la operación.

Una vez cerrada la transacción y que los vehículos eran puestos a su nombre en Tráfico, se procedía a la transmisión inmediata con contratos de compraventa simulada a los cabecillas, que éstos a su vez los revendían a terceros, ya sea directamente o a través del concesionario de dos de los imputados en esta trama.

VEHÍCULOS SIN GRAVAMEN

La rapidez con la que actuaban les permitía eludir la anotación preventiva de reserva por parte de las entidades financieras, por lo que los vehículos aparecían sin gravamen alguno. De esta forma, según la Fiscalía, se lucraban de las cantidades derivadas de la venta a terceros de los vehículos.

Por todo ello, la Fiscalía imputa a los acusados un delito continuado de estafa y otro de falsedad de documentos. Asimismo, dos de ellos cuentan con antecedentes por estafa, uno de los cuales también fue condenado por falsificación de documentos. No obstante, estos antecedentes no son computables a efectos de reincidencia, al considerarse cancelados por el tiempo que pasó desde que se dictó sentencia.