Casa Sefarad de la Memoria esperaba que Exteriores cumpliera la sentencia que ya ha anunciado que recurrirá

CÓRDOBA, 12 (EUROPA PRESS)

La Casa de Sefarad-Casa de la Memoria, entidad privada de carácter cultural que opera en Córdoba, confiaba en que la institución pública con sede en Madrid denominada Casa Sefarad Israel, que preside el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, cumpliera la sentencia que la obliga a cambiar su nombre y hoy mismo anunció que recurrirá.

Según dijeron hoy a Europa Press fuentes de la Casa de Sefarad de Córdoba, aún es pronto para pronunciarse sobre dicho recurso, dado que desconocen los argumentos legales en los que se apoyará Exteriores para presentarlo contra la sentencia del Juzgado Mercantil número cinco de Madrid que le obliga a dejar de usar "de forma inmediata" el nombre de la Casa Sefarad Israel porque infringe los derechos de marca de una institución más antigua, la Casa de Sefarad-Casa de la Memoria.

El departamento que dirige Miguel Angel Moratinos ha decidido presentar un recurso porque considera que "no existe perjuicio económico" para la institución privada cordobesa por el hecho de que exista otra entidad pública en Madrid que lleve el nombre de Casa Sefarad Israel.

En cualquier caso, desde la Casa de Sefarad de Córdoba no se quiso entrar a valorar esta cuestión, por ahora, remitiéndose a un comunicado en el que muestra su "enorme satisfacción con el sentido del fallo" del mencionado juzgado madrileño y expresó su deseo de que "la entidad pública condenada dé cumplimiento voluntario a la sentencia", aunque ésta no sea firme, "y que las conductas objeto de la demanda jamás vuelvan a repetirse".

A juicio de la entidad privada cordobesa "la institución que preside Moratinos recibe un duro revés en sus planteamientos" con la sentencia", pues en la misma se "ha desestimado además su pretensión de que la marca 'Casa de Sefarad' fuera declarada nula", y ello a pesar de que, antes de recurrir a los tribunales, la Casa Sefarad de Córdoba intentó "llegar a un acuerdo que evitara errores en la identificación de ambas (instituciones), pero el Ministerio de Exteriores hizo caso omiso" a sus requerimientos y "dio el silencio por respuesta".

La Casa Sefarad Israel, creada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid, comenzó a operar en diciembre de 2006 con el objetivo de profundizar en el estudio del legado de la cultura sefardí, fomentar un mayor conocimiento de la cultura judía e impulsar el desarrollo de los vínculos de amistad y de cooperación entre la sociedad española y la israelí.

La Casa de Sefarad-Casa de la Memoria de Córdoba, que tiene esta marca desde 2005, decidió demandar a la institución pública homónima y ahora un juez mercantil le ha dado la razón. El magistrado pide a Exteriores que retire del tráfico económico "cualesquiera productos, elementos, accesorios, envoltorios, material publicitario u otros documentos en los que aparezca esa marca", lo que obligaría a la Casa Sefarad a cambiar su página web, su revista en papel y, en definitiva, todos los documentos en los que aparezca esta denominación.