El presidente de la Abogacía cuestiona la independencia del CGPJ y pide en él la presencia de al menos seis abogados

"Frente a los 4.500 jueces españoles y contrapongo los 166.000 abogados en continuo contacto con la Administración", dice Carnicer

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El presidente del Consejo General del Abogacía (CGAE), Carlos Carnicer, cuestionó hoy la independencia del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) al tiempo que defendió una mayor presencia en él de los profesionales que mantienen un contacto directo con la Administración de Justicia por lo que planteó una nueva composición del órgano que cuente con, al menos, media docena de abogados entre sus 20 vocales.

"La primera obligación que tiene el CGPJ es mantener y defender la independencia judicial y quienes están adscritos a una línea partidista parece que no están en la mejor situación para defender esa independencia", aseguró Carnicer durante la presentación hoy de un estudio elaborado por el CGAE en colaboración con Metroscopia y titulado 'La Justicia española evaluada por los abogados'.

Se trata de una encuesta realizada a más de 5.200 letrados --cifra sin precedentes, según los promotores-- en la que se han desembolsado 190.000 euros. Entre otras cuestiones, el informe recoge que "el 85 por ciento de los letrados españoles señala que el CGPJ se ha convertido en un órgano tan politizado que difícilmente podrá gestionar de forma eficiente e imparcial el funcionamiento de la Justicia".

Preguntado acerca de su opinión sobre este punto, Carnicer defendió que esa conclusión es la que menos le ha sorprendido. "Me sirve para que, cuando yo diga eso, sepa que el 85 por ciento de la profesión piensa la mismo, es decir, que no es algo personal, sino un clamor de toda la Abogacía", añadió.

"FORTÍSIMAMENTE POLITIZADO"

"Los abogados son fieles testigos de que, hasta este momento, el CGPJ ha estado fortísimamente politizado, se dedicaban a hacer política partidista y adscrita a los partidos que habían propuesto sus candidaturas de manera que mal pueden gestionar la independencia", dijo.

Carnicer aseguró que "el actual Consejo está dando algunos signos diferentes" pero luego matizó que "no por ello son signos menos preocupantes". "Veo manifestaciones corporativas muy preocupantes, pero muchas menos manifestaciones políticas de partido", detalló Carnicer, quien pese a todo mostró al Consejo el apoyo de la Abogacía en varias ocasiones.

A partir de ahí, cuestionado sobre de si cree conveniente reformar la actual composición del órgano de gobierno de los jueces, Carnicer contestó con un rotundo "sin duda". "El gran problema es que requiere modificar la Constitución, pero el principal problema es de composición", explicó.

"El CGPJ debería estar integrado por magníficos consejeros independientemente de la profesión a la que representen, ahora bien, si no es así, yo contrapongo a los 4.500 jueces españoles los 166.000 abogados que estamos continuamente en los juzgados y que conocemos los problemas de la Justicia", apeló al tiempo que insistió en que "eso merecería al menos que el CGPJ tuviese media docena de representantes, como mínimo, aun con el sistema actual. Para eso no haría falta modificar la Constitución".

NOMBRAMIENTO DE DÍVAR

"La mayoría absoluta no debería estar limitada a jueces y magistrados, eso fomenta el corporativismo", reiteró el presidente del CGAE, quien tras comparar otros modelos europeos llegó a decir: "No quiero ni imaginarme lo que pasaría si en España se propusiese que fuera el presidente del Gobierno el que nombrase a los jueces". Fue entonces cuando los periodistas presentes en el acto le recordaron la intercesión de Zapatero a la hora de designar a Carlos Dívar como presidente del CGPJ y el Tribunal Supremo. "Bueno en ese caso sí", replicó Carnicer sonriendo.

En cuanto al estudio, entre las conclusiones más relevantes destaca también que el63 por ciento de los abogados encuestado opinan que "La Justicia ha tendido siempre a organizarse y funcionar de la forma que resultaba más conveniente para jueces y juristas y no del modo en que podía resultar más cercana y útil a la ciudadanía". Además, un 87 por ciento cree que los Gobiernos, sean del signo que sean muestran más interés en tratar de controlar la Justicia que en mejorarla".

Estas opiniones llevan a que hasta un 71 por ciento de los abogados considera que la Justicia funciona mal, si bien entienden que los jueces son competentes (un 76 por ciento), en independientes (un 70 por ciento) pero que la organización de la Administración "es nefasta". Según el estudio, para combatir casi la totalidad de los abogados encuestados, un 99 por ciento, cree que la Justicia "necesita con urgencia y por encima de los distintos intereses partidistas un Pacto de Estado que haga posible la remodelación a fondo e inmediata de su organización".