Ex alcalde dijo que se tenía que votar a favor de la venta de terrenos de Kappa a Maryper, según secretario Proinvitosa

MURCIA, 6 (EUROPA PRESS)

El secretario de la empresa municipal de Totana 'Promoción de suelo industrial y vivienda de Totana S.A' (Proinvitosa), Fulgencio González, confirmó hoy que el ex alcalde de Totana, Juan Morales, le convocó a dos reuniones, junto con los consejeros del PP y el propietario de 'Huevos Maryper', Gabriel Martínez, al objeto de "tranquilizar" sobre la operación de venta de unos terrenos de la empresa 'Smurfit Kappa S.L' a 'Maryper', argumentando que "todo estaba bien y se tenía que votar a favor", según informaron a Europa Press fuentes cercanas al caso.

La comparecencia se enmarca en las diligencias sobre el caso 'Proinvitosa', en el que se investiga al menos un delito de fraude, otro de malversación de caudales públicos y de tráfico de influencias, según consta en el sumario al que ha tenido acceso Europa Press.

Así, González, quien prestó hoy declaración ante el magistrado instructor de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia, Julián Pérez Templado, hizo referencia a esas dos reuniones, celebradas en septiembre de 2006, y comentó que las mismas les parecieron "anómalas", en el sentido de que anteriormente no se habían producido.

En concreto, aseguró que el propio Morales dijo que esa gestión, que trataba la venta de 40.000 metros cuadrados de unos terrenos en el polígono El Saladar --según consta en el sumario-- "era suya y había que votar a favor".

De igual modo, González, que compareció el pasado 20 de abril cuando se cambió su condición de testigo a imputado "como garantía procesal", dejó claro que no participó en las reuniones, ya que a la primera de ellas no asistió. De este modo, quedó libre de imputación.

También declaró el consejero de Proinvitosa, José Agustín Romero, quien entró como imputado aunque el juez decidió retirarle los cargos. No obstante, la Fiscalía y la acusación popular recurrirán, ya que entienden, según las citadas fuentes, de que fue una de las personas que votó en la aprobación del acta "a sabiendas de que era un pelotazo".

Estas fuentes confirmaron a Europa Press que Romero comentó, durante su comparecencia ante el magistrado, que "no sabía qué votaba y hubo mucha confusión, siendo al final el notario de Totana, Patricio Chamorro, el que le asesoró, por lo que votaron a favor de la aprobación del acta de la venta de la parcela".

"Para ellos, la votación de la aprobación del acta no suponía ilegalidad", además de que el notario "les asesoró para decirles que no había problemas en aprobar el acta y que se hiciera la venta de Kappa a Maryper".

Y es que, el propietario de 'Huevos Maryper', Gabriel Martínez, y el representante de la empresa 'Smurfit Kappa S.L', Desmond O'Connor, firmaron el 16 de junio de 2006 una carta, que fue remitida a Proinvitosa, en la que se solicitaba autorización para que Kappa pudiera vender a Maryper 40.000 metros cuadrados de unos terrenos en el polígono El Saladar.

La justificación es que Kappa no necesitaba dicho terreno para industria, solicitándose que al encontrarse edificada el resto de la parcela, quedase sin efecto el derecho a la cláusula de resolución a favor de Proinvitosa. Por tanto, el 22 de junio de ese mismo año el Consejo de Administración de la empresa municipal se reunió y trató dicha autorización de venta, dejando sin efecto la citada cláusula de resolución.

El acuerdo, entonces, fue aprobado con el voto favorable de los consejeros del PP Isabel Ivonne, Daniel Aroca, José Agustín Romero, Juan José Salas y José Miguel Martínez, con el voto en contra del concejal de IU, Pedro Martínez, quien impugnó ese acuerdo por estimar que "suponía una grave lesión para los intereses de Totana al fomentarse la especulación".

De hecho, en el sumario se pone de manifiesto que esta operación "se justificó en que Maryper iba a construir una nueva fábrica y que ésta iba a solucionar, en parte, carencias del sector industrial y de empleo de la localidad".

Pero Maryper ya contaba con instalaciones en Totana, "de modo que lo que se plantea no es la construcción de una nueva fábrica, sino el traslado de la ya existente a otra localización, con el añadido de que los terrenos que actualmente ocupa la fábrica serían recalificados, pasando de ser suelo industrial a residencial, lo que convertiría la operación --en la que Morales era presidente de la Asamblea General de Proinvitosa-- en un doble pelotazo".

RONDA DE COMPARECENCIAS

Fue el pasado 20 de abril cuando el juez reanudó la toma de declaraciones en el marco de la operación 'Tótem', en el que se investigan los presuntos delitos de cohecho, falsedad en documento público, falso testimonio, omisión del deber de perseguir delitos, tráfico de influencias, fraude, malversación de caudales públicos, prevaricación, infidelidad en la custodia de documentos, contra la intimidad y blanqueo de capitales.

En concreto, se trata de una operación, destapada a finales de 2007, contra una trama de pago de comisiones millonarias a cambio de licencias municipales para construir en el término municipal de Totana (Murcia). Y es que, el grupo gallego Nuaria habría adquirido las licencias para construir más de 5.000 viviendas en 2,2 millones de hectáreas a través de comisiones ilegales durante la pasada legislatura, lo que sería el mayor complejo residencial del municipio.

La próxima comparecencia será el día 12 con el concejal del PP, Daniel Aroca; y al día siguiente, lo hará el presidente del Consejo de Administración de Proinvitosa, José Miguel Martínez; y el consejero de la misma, elegido por el PP, Juan José Salas. Todas comenzarán a partir de las 10.00 horas, según las citadas fuentes.