Jueces.- El decano de Badajoz muestra su "total y absoluto respecto" sobre el acuerdo del CGPJ aunque "no" lo comparte

MÉRIDA, 10 (EUROPA PRESS) El juez decano de Badajoz, Emilio García Cancho, mostró hoy su "total y absoluto respeto" aunque indicó que "no" comparte el acuerdo adoptado en la jornada de ayer por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en el que este organismo defiende que la huelga convocada por jueces y magistrados para el próximo 18 de febrero "no tiene cobertura legal". García Cancho, en declaraciones a Europa Press, calificó dicho acuerdo, que el CGPJ aprobó ayer por unanimidad, como "tibio, impreciso, genérico y que no profundiza en el gran problema existente" y añadió que "más que un acuerdo jurídico, es un acuerdo que roza lo político". "Exclusivamente habla de cobertura legal pero en ningún momento establece una prohibición al ejercicio de derecho a la huelga de los jueces y magistrados", sostuvo el juez decano de Badajoz. Lo que a su juicio ocurrió ayer con la decisión del Consejo General del Poder Judicial es que el organismo "se ha lavado las manos, como Poncio Pilatos, y ha soltado a Barrabás", afirmó aludiendo al símil bíblico. García Cancho consideró, ante este acuerdo, que las asociaciones deberían "ahora" efectuar los "recursos pertinentes" ante la Sala Tercera del Supremo o, "ya que el CGPJ no lo prohíbe y dado que los servicios mínimos están fijados por parte de las asociaciones y por parte de las juntas de huelga provinciales", ejercitar "el derecho a la huelga el 18 de febrero". De la mima manera, añadió que se está haciendo un estudio del "verdadero alcance y sentido" del acuerdo adoptado ayer por el CGPJ porque dicha decisión es un acuerdo "muy jurídico, muy político, pero a la vez vago e impreciso, genérico y no profundiza""En estos días se verá cuál será la vía a tener en cuenta ante dicho acuerdo", concluyó. Cabe recordar que el Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aprobó anoche por unanimidad un acuerdo en el que defiende que la huelga convocada por jueces y magistrados para el próximo 18 de febrero "no tiene cobertura legal", por lo que todos ellos "tendrán que estar en sus puestos de trabajo" el día fijado para el paro. Tras casi tres horas de reunión, la portavoz del CGPJ, Gabriela Bravo, señaló que el órgano de gobierno de los jueces ha decidido "no tener por anunciada la convocatoria de huelga" y "no fijar servicios mínimos", al entender que los convocantes no tienen "ni competencia ni base legal" para llevar a cabo esta protesta. "El Consejo rechaza el ejercicio de huelga de los jueces de este país porque entendemos que no hay base normativa para el ejercicio del mismo", señaló Bravo en una breve comparecencia en la que dio lectura al acuerdo aprobado por el Pleno.