Nicolau (UM) niega relación del estudio sobre el valor del suelo con Son Oms y las "irregularidades" del informe

PALMA DE MALLORCA, 26 (EUROPA PRESS)

El ex secretario general de UM e imputado dentro del caso Son Oms, Damià Nicolau, negó hoy ante el juez del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) que instruye parte de la causa, Antoni Capó, que exista relación alguna entre el proceso de recalificación del polígono palmesano y la realización de un informe sobre el valor del suelo en Mallorca que supuestamente encargó por 12.020 euros al contable particular del principal encausado del caso, Bartomeu Vicens.

Así lo manifestó a los medios a su salida de la sede de la máxima instancia judicial de las islas, donde declaró durante unos 45 minutos dentro de la ronda de comparecencias efectuadas hoy por el caso Son Oms. Según manifestó, el estudio, que al parecer fue adjudicado al gestor Tomás Martín, fue encargado "a la persona que mejor lo podía hacer".

Asimismo, aseguró no guardar él mismo ninguna relación con el proceso de recalificación, por el que se investigan delitos de alcance millonario por una presunta trama político-empresarial, ya que en el momento en que se llevó a cabo, en 1999, él tenía 21 años, "estudiaba y no estaba metido en política. Sí aseguró entender, no obstante, que la persona que redactó el informe "estaba vinculada con Son Oms, porque si no no tendría ningún sentido".

Sin mencionar en ningún momento al contable particular de Vicens, que también declaró esta mañana, el ex dirigente 'uemita' resaltó que la declaración "ha ido muy bien" y "he respondido lo que sabía" ante el magistrado y el fiscal anticorrupción Juan Carrau, sobre el expediente de contratación. "Y he contestado con la conciencia muy tranquila", subrayó.

El ex secretario general de UM negó cualquier tipo de irregularidad en torno al informe y eludió responder sobre quién le ordenó encargarlo, pese a que las investigaciones apuntan en este extremo a Vicens. Según agregó, ha explicado cómo se hacía un contrato menor y cómo funcionaba la Dirección General de Territorio, respecto a lo cual puntualizó que tanto dentro del Govern como del Consell este tipo de procedimiento "es habitual".

"Dentro del departamento de Territorio no había ningún economista y se necesitaba contar con uno", declaró Nicolau para justificar la contratación y adjudicación del estudio, un proceso que "hacen y seguirán haciendo todas las instituciones del mundo". Tal y como agregó, también ha mostrado ante el juez su preocupación sobre el incremento del precio del suelo entre 2005 y 2007, lo que provocó el aumento del coste de la vivienda y los problemas para acceder a un inmueble.

Supuestamente, la adjudicación del estudio habría servido para recompensar al contable, que elaboró supuestas facturas falsas por 295.000 euros para maquillar las comisiones obtenidas por la recalificación de Son Oms. Tras la declaración de Nicolau siguieron las comparecencias de la ex secretaria técnica de Vicens, Apol.lonia Serra, del contable de las oficinas de Vipasima -con la que Vicens mantuvo presuntas vinculaciones económicas e inmobiliarias cuando era conseller insular de Territorio-, Joaquín Llorenç, y de Jutta Delgado, todos ellos en calidad de testigos.