Agnès Jaoui aborda el feminismo en tono de comedia en "Háblame de la lluvia"

  • Madrid, 18 feb (EFE).- Tras el éxito de "Como una imagen", la cineasta francesa Agnès Jaoui regresa a la gran pantalla el próximo día 27 con "Háblame de la lluvia", un filme sobre los problemas cotidianos que genera el victimismo y en el que ella misma encarna a una feminista que vive por y para la política.

Agnès Jaoui aborda el feminismo en tono de comedia en "Háblame de la lluvia"

Agnès Jaoui aborda el feminismo en tono de comedia en "Háblame de la lluvia"

Madrid, 18 feb (EFE).- Tras el éxito de "Como una imagen", la cineasta francesa Agnès Jaoui regresa a la gran pantalla el próximo día 27 con "Háblame de la lluvia", un filme sobre los problemas cotidianos que genera el victimismo y en el que ella misma encarna a una feminista que vive por y para la política.

Dejando a un lado el drama y la oscuridad de "Como una imagen", Agnès Jaoui narra, esta vez en tono de comedia, el transcurso de unos días en un pequeño pueblo francés al que Agathe -el personaje que Jaoui interpreta- regresa para ordenar las pertenencias de su madre recientemente fallecida.

Allí vuelve a reunirse con su hermana Florence, con la asistenta Mimouna y con el hijo de ésta, Karim, quien prepara, con su amigo Michel, un documental sobre Agathe.

Juntos aprenderán a "ponerse en la piel del otro y entender su sufrimiento, algo que realmente no es nada fácil", ha comentado a Efe la directora, que ha contado de nuevo con el trabajo como coguionista y actor de Jean Pierre Bacri, su pareja sentimental en la vida real.

De hecho, los tres filmes que Jaoui ha realizado, "Para todos los gustos" -por la que fue candidata a los Oscar-, "Como una imagen" y "Háblame de la lluvia", han sido coescritos por los dos. Eso sí, la cineasta confiesa que ambos han elaborado "un estricto horario para hablar del trabajo y fuera de ese tiempo no se habla de ello", señala.

Tanto Jaoui como Bacri deseaban abordar el tema de la política en este filme, y decidieron crear a Agathe, un personaje feminista que comienza "a perder el contacto con la realidad", apunta la cineasta, para quien este problema "ocurre a menudo con los políticos que ocupan altos cargos".

No es casualidad que la francesa se haya decantado por una mujer feminista, y es que la propia madre de la directora lo era. Esto explica que, cuando la joven Jaoui se cansó de leer novelas escritas por hombres y optó por buscar otro tipo de literatura, se encontrase con que en su casa había todo tipo de libros feministas.

Lo que se encontró en ellos, sin embargo, no era lo que esperaba: "en estos libros se transmitía un gran odio hacia los hombres, no había ninguno que se salvase de la mirada afilada de las feministas", explica la directora.

"Ahora el feminismo ha evolucionado hacia otro punto, pero muchas mujeres continúan sintiéndose culpables cuando dejan a un lado sus responsabilidades para dedicarse un poco de tiempo, e incluso existen otras que creen que los hombres son una amenaza para su felicidad", añade.

Pero "Háblame de la lluvia" -cuyo título escogieron Jaoui y Bacri en honor a un tema del cantautor francés Brassens- aborda otro tema esencial para la cineasta: la capacidad de cambiar y aprender de las personas, aunque "en la vida real es mucho más difícil conseguirlo que en las películas", comenta.

"Siempre procuramos que al menos dos de los personajes de las películas cambien, tengan una esperanza en el futuro", subraya Jaoui, quien además lleva diez años compatibilizando su trabajo como cineasta con el de cantante.

Fados, bossa nova e incluso flamenco son los estilos que la francesa interpreta en su disco "Agnès Jaoui canta", en el que rinde homenaje a toda aquella música que admira "profundamente".