Colectivos feministas acusan a la Iglesia de actuar como un "partido talibán extraparlamentario"

CÓRDOBA, 30 (EUROPA PRESS) Colectivos feministas defendieron hoy el derecho de todas las mujeres a decidir cuándo quieren ser madres y han acusado a la Iglesia Católica de actuar como un "partido talibán extraparlamentario" que trata de confundir a la gente para evitar que la reforma de la Ley del Aborto sea una realidad. La Red de Organizaciones Feministas del Estado Español, representada en Córdoba hoy por el Colectivo de Jóvenas Feministas, la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de las Mujeres, Afromujer de Andalucía y la Asociación de Mujeres Encuentraacuerdos, presentó hoy en rueda de prensa la campaña '¡A favor!: por una maternidad libre, por un aborto seguro'. Dicha campaña se inició el pasado viernes en Madrid y se continuará por todo el territorio español en los próximos meses. Las Organizaciones de Mujeres Feministas apoyan la reforma de la Ley del Aborto vigente, aprobada desde 1985. Añadió que "no se está pidiendo una nueva ley para el aborto como nos están haciendo creer desde el partido fundamentalista extraparlamentario", en referencia a la Iglesia Católica. La presidenta de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, Rafaela Pastor, afirmó que lo que se reivindica es la reforma de la ley para que "las mujeres, independientemente de sus posibilidades económicas y la comunidad autónoma en la que vivan, tengan derecho a decidir de una manera responsable y libre cuándo ser madres". Desde el colectivo de Jóvenas Feministas, representado por Lourdes Pastor, se ha insistido en que "las mujeres pueden quedarse embarazadas desde que tienen la primera menstruación, y que existen violaciones, explotaciones sexuales a menores, entre otros hechos, en los que estar en contra del aborto es obligar a las niñas a ser madres sin estar preparadas para ello". Desde Afromujer de Andalucía, su representante Mila Obama, señaló que el mensaje del Papa Benedicto XVI en África es "un acto de irresponsabilidad sin precedentes dado el avance del sida entre su población". Así, desde todas "las organizaciones se reclama una educación sexual y laica que eduque a niñas y niños para no padecer embarazos no deseados, y así evitar las posteriores consecuencias psicológicas tras la práctica del aborto". Sin embargo, "teniendo en cuenta que la maternidad debe ser elegida, y no impuesta, el aborto debe ser accesible a todas las mujeres y no sólo a aquéllas que disponen de medios económicos para su práctica". Por tanto, desde el feminismo español se exige el derecho a decidir libremente cuándo quieren y pueden ser madres. Aclararon que no son pro abortistas, pero sí quieren "una maternidad responsable y en igualdad de condiciones".