El PNUD pide un cambio cultural para abordar la lucha contra la violencia machista

  • Caracas, 21 abr (EFE).- La principal manera de luchar contra la violencia machista es "abordar las identidades" desde el punto de vista cultural, señaló hoy la encargada de temas de género del PNUD, Winnie Byanyima, en la conferencia Mundial sobre Violencia de Género que se celebra en Caracas.

El PNUD pide un cambio cultural para abordar la lucha contra la violencia machista

El PNUD pide un cambio cultural para abordar la lucha contra la violencia machista

Caracas, 21 abr (EFE).- La principal manera de luchar contra la violencia machista es "abordar las identidades" desde el punto de vista cultural, señaló hoy la encargada de temas de género del PNUD, Winnie Byanyima, en la conferencia Mundial sobre Violencia de Género que se celebra en Caracas.

"Para lidiar con este problema es indispensable abordar las identidades", para lo que se debe "tomar en cuenta la tradición y la religión, e incorporarlas para alinearlas con la ley", señaló en declaraciones a Efe la ugandesa, máxima autoridad en cuestiones de género del Programa de Naciones para el Desarrollo (PNUD).

Caracas acoge hoy y mañana a más de sesenta especialistas del PNUD de países como Vietnam, Zimbawe, Serbia, Arabia Saudí, Sudán y Paraguay, reunidos para abordar políticas, acciones e impacto en la lucha contra este problema que daña tanto a la mujer como "a la comunidad, al crecimiento del país y al desarrollo de la nación".

Byanyima destacó que, al margen de las diferencias regionales, hay problemas que son comunes a cualquier país del mundo, como es el caso de la violencia a nivel de pareja o la violencia social.

"Puede ser rica o pobre, viviendo en un apartamento de millonarios de Nueva York, en un barrio de Venezuela o en el África rural y sigue siendo una violencia que afecta a todas las mujeres por igual", explicó.

De la región de América Latina y el Caribe, "de tan rápido crecimiento en términos de desarrollo económico", Byanyima resaltó la "estrecha relación" con la desigualdad económica ya que dentro de las comunidades más pobres se aprecia mayor violencia social.

La ex parlamentaria ugandesa lamentó la negación del problema de la violencia contra las mujeres por parte de algunos sectores de la sociedad, y reivindicó la necesidad de "que la gente se sienta verdaderamente responsable para aceptar y abordar" este mal.

Por eso, consideró de gran importancia abordar los cambios culturales y de actitudes de manera que hombres y niños "se responsabilicen por sus acciones y vayan cambiando sus comportamientos, al igual que su noción real de la masculinidad, para tener una actitud y una identidad más constructiva y pacífica".

Como resultado, esperan obtener "un nuevo enfoque" que "permita una comunidad de práctica fuerte que trabaje al unísono combinando esfuerzos".

Asimismo, Byanyima hizo hincapié en la necesidad de mejorar las herramientas de medición de la violencia de género, para "establecer prioridades" y encontrar "una solución verdadera" a ese problema, que debe ser un asunto de política de Estado.

El coordinador residente de Naciones Unidas en Venezuela, David McLachlan-Karr, valoró que este país es "uno de los pocos con un marco legal avanzado" en la materia de defensa de los derechos de la mujer, aunque destacó que "todavía tiene importantes retos que vencer para protegerla integralmente".

McLachlan-Karr reveló que el 93 por ciento de los venezolanos percibe que la mujer en Venezuela sufre violencia, y que ésta es sobre todo física, se da en el hogar, y proviene de personas muy cercanas a la víctima.

Venezuela creó este abril el Ministerio del Popular para la Mujer y la Igualdad de Género, presidido por María León, quien reivindicó la creación de "un ejército de mujeres para combatir la violencia y cambiar la imagen de debilidad", la idea de que son vulnerables.

León señaló que "no bastan los discursos, las leyes o las instituciones" sino que "es necesario que haya un cambio cultural en la concepción de lo que es una mujer".

"No nos conformamos con disminuir, vamos a erradicar la violencia contra las mujeres como base de un mundo de paz, entendimiento, amor y solidaridad", añadió.