La UE pide que se investiguen las supuestas violaciones de los DDHH y el inicio de un "proceso político"

Condena el uso de civiles como "escudos humanos" por el LTTE y reclama a Colombo que permita la entrada de agencias humanitarias

BRUSELAS, 18 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea pidió hoy una "investigación independiente" de las violaciones de los Derechos Humanos cometidas durante el conflicto en Sri Lanka, al que oficialmente el Gobierno dio por concluido hoy, e hizo un llamamiento tanto a Colombo como a los rebeldes Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE) a que inicien "sin demora un proceso político" con el fin de abordar las "preocupaciones legítimas" de las distintas comunidades del país.

En las conclusiones aprobadas en Bruselas por los ministros de Exteriores de los Veintisiete al término del Consejo de Asuntos Generales (CAGRE), estos aseguran estar "horrorizados por la pérdida de vidas de civiles inocentes como resultado del conflicto" y piden "al Gobierno de Sri Lanka y a todas las partes concernidas" que se inicie "urgentemente" y "sin demora" un "proceso político amplio" con el fin de que Sri Lanka pueda lograr "la seguridad a largo plazo, la reconstrucción tras el conflicto y la prosperidad".

Los Veintisiete consideran que dicho proceso político, que se muestran "dispuestos a apoyar", debe "abordar las preocupaciones legítimas de todas las comunidades de Sri Lanka".

Por otra parte, la UE considera que "los combates deben terminar ahora" y pide tanto a Colombo como al LTTE que "adopten todas las medidas necesarias para evitar la pérdida de nuevas vidas". Asimismo, recuerda a las partes en conflicto que "deben respetar completamente sus obligaciones bajo el Derecho Internacional Humanitario y las leyes de Derechos Humanos".

En este sentido, reclama que "las supuestas violaciones de estas leyes sean investigadas mediante una investigación independiente" y que "los responsables sean llevados ante la justicia".

En el caso concreto del LTTE, al que tildan de "organización terrorista", los ministros de Exteriores europeos condenan el "uso de civiles como escudos humanos y el reclutamiento forzado de civiles" y les piden que "depongan las armas, renuncien al terrorismo y la violencia de una vez por todas y permitan que los civiles que están en la zona de conflicto la abandonen".

En cuanto al Gobierno ceilandés, la UE le pide que adopte "todos los pasos necesarios para facilitar la evacuación de civiles de la zona de conflicto" y el reparto de "ayuda humanitaria", al tiempo que advierte a Colombo de que "la lucha contra el terrorismo debe llevarse a cabo en pleno respeto del imperio de la ley y los Derechos Humanos".

Además, los Veintisiete reclaman al Ejecutivo que garantice "acceso pleno y sin obstáculos a todos los desplazados internos" y que "las restricciones actuales a las agencias humanitarias, como los visados y los controles, sean levantadas". En el caso concreto del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), piden a Colombo que le otorgue "un papel de observación" y que "comparta" con este organismo "las listas de las personas controladas" al abandonar la zona de conflicto.

Por último, los Veintisiete expresan su apoyo a los "esfuerzos de la ONU para ayudar a aliviar la situación en Sri Lanka" y se muestran partidarios de una "visita temprana" a la isla por parte del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon. A este respecto, piden al Gobierno ceilandés su "plena cooperación con la ONU para resolver la crisis humanitaria" en el país.