De Guindos niega impacto del proceso secesionista de Cataluña en la economía


  • De Guindos ha recordado que la economía española se sustenta en la inversión, en bienes de equipo, y en las exportaciones, principalmente.

  • El ministro asegura que una hipotética independencia de Cataluña tendría un impacto comercial, financiero y ante los ahorradores, y una caída del PIB del 25 % o 30 %.

  • Le interesa: La independencia supondrá un recorte de más del 33% en la inversión extranjera

De Guindos niega impacto del proceso secesionista de Cataluña en la economía

De Guindos niega impacto del proceso secesionista de Cataluña en la economía

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha negado este martes que el proceso secesionista de Cataluña esté afectado a la evolución de la economía española, ya que "no se ha notado absolutamente nada", aunque ha advertido de que la independencia sí tendrá un impacto "muy negativo" en la economía catalana.

En una conferencia en Burgos, De Guindos ha recordado que la economía española se sustenta en la inversión, en bienes de equipo, y en las exportaciones, principalmente.

Por ese motivo, el proceso secesionista que vive Cataluña "no está teniendo impacto" en los resultados económicos, aunque sí que está generando cierta "incertidumbre".

Aun así, el ministro ha asegurado que "se antepone la seguridad de que el Gobierno va a hacer todo lo necesario" para evitar que tenga un "impacto negativo".

De Guindos ha sostenido que la secesión de Cataluña sí que tendría es impacto negativo sobre la economía de la comunidad autónoma pues Cataluña saldría de la Unión Europea.

Y "si un territorio de la Unión deja la Unión, queda fuera de todos los tratados", ha insistido, y pierde las ventajas derivadas de acuerdos con terceros, como Canadá, el Mercosur o Japón.

Fuera de la zona euro

Del mismo modo, el ministro ha calificado de "falsa" la afirmación de que Cataluña se mantendría dentro de la zona euro, pues aunque tenga el euro como divisa "no tendrá ninguna capacidad de influencia en el Banco Central Europeo" y quedará fuera de sus ventanas de liquidez.

Así las cosas, una hipotética independencia de Cataluña tendría un impacto comercial, financiero y ante los ahorradores, al mismo tiempo que generaría una caída del PIB del 25% o 30%.

Le interesa leer:Informes internos del Ibex 35 vaticinan una debacle económica en Cataluña

El Gobierno "no va a dejar que ningún territorio de España tenga un empobrecimiento del 30 %", ha insistido el ministro.

Por ello, De Guindos ha concluido que "la independencia de Cataluña no va a tener lugar", no solo por una cuestión de legalidad sino también por racionalidad económica.