El PSOE apuesta ya claramente por una abstención en bloque en la investidura


Al final se impone la tesis de Fernández, Díaz y Vara

Al final se impone la tesis de Fernández, Díaz y Vara

Los acontecimientos en el PSOE se suceden unos a otros a velocidad de vértigo. El “no es no”, el ya famoso Comité Federal guerracivilista, la gestora, el viraje progresivo de los diputados y los propios miembros del Comité Federal tras la labor pedagógica, por tierra mar y aire, de la gestora encabezada por Javier Fernández, el sector controlado por Susana Díaz y los críticos con Pedro Sánchez...

Hasta tal punto va todo a velocidad de vértigo en la calle Ferraz y el control de los cuadros electos por parte de los nuevos rectores del partiudo es tal, que la gestora que dirige el Presidente asturiano, a día de hoy, propondrá en el Comité Federal del domingo 23 de octubre que el Grupo parlamentario socialista en el Congreso, si las cosas no se tuercen y el goteo de quienes van virando su posición continúa a este ritmo, se abstenga en bloque ante la investidura de Mariano Rajoy.

Se impondrían así las tesis de la Presidenta andaluza, Susana Díaz, y de Javier Fernández, quienes desde un principio han sido partidarios de la abstención en bloque, pero que, ante la división interna que producía, hace sólo unos días la sola mención de dicha palabra (de hecho ha sido tabú hasta prácticamente este lunes) y ante la imagen de fractura que se daría en un Grupo Parlamentario en el que cada uno, llegado el caso, votara por su lado, habían barajado diversas posibilidades, tal y como ha venido explicando www.lainformacion.com en las últimas fechas.

Entre estas posibilidades, la que hasta hace pocas horas contaba con mayores posibilidades de salir adelante era la de la denominada 'abstención técnica', sólo de los once diputados que serían necesarios para que saliera adelante o la ausencia en la votación de once diputados… Opciones, que dicho sea de paso eran consideradas por Díaz, Fernández o Vara como “una chapuza”, pero un mal menor ante la situación crítica del partido.

Iceta, Luena y el giro del martes

Pero este martes, el mismo día en el Javier Fernández aseguró que el PSOE “es un edificio en ruinas, pero nos queda el solar”, el cambio de rumbo de varios 'sanchistas irredentos' como el anterior Secretario de Organización, César Luena, o la Secretaria de Política Municipal, Adriana Lastra, que aseguraron que acatarían la decisión del partido, y las dudas de Miquel Iceta, aunque posteriormente el líder del PSC se reafirmara en el no, han dado un giro copernicano a la situación. De hecho, los ahora oficialistas dan por hecha la victoria de sus tesis en el Comité Federal del domingo, por una mayoría mucho más amplia que la que consiguieron en el cónclave del uno de octubre en el que descabezaron a Pedro Sánchez.

El Grupo parlamentario, menos el PSC, en la mano

La gestora de Javier Fernández sabe además que el Grupo parlamentario está en la mano y en él sólo quedan no más de docena y media de irredentos, incluyendo al PSC y su 'peculiar' relación con el PSOE, por lo que ya no se dará la tan temida por los oficialistas imagen de división interna. Y es que además, envalentonados ante la politica de adhesiones entre los cuadros electos del partido, van a por todas y van a exigir adhesión inquebrantable entre los diputados a la decisión del Comité Federal con la amenaza, si no es así, de fuertes sanciones.