Pablo Iglesias practica el nepotismo que criticaba de Aznar y Ana Botella


  • Cuando Pablo Iglesias era sólo un tertuliano de verbo aguerrido se marcó unas críticas demoledoras contra Ana Botella por ser esposa de Aznar y ocupar un cargo público...

  • ...Cierto es que Irene Montero no posee el título de cónyuge, que sólo es la compañera sentimental del jefe, pero su prosperidad en el escalafón podemita no tiene desperdicio.

Pablo Iglesias junto a Irene Montero

Pablo Iglesias junto a Irene Montero MADRID | EUROPA PRESS

A la derecha del dios todopoderoso de Podemos, Pablo Iglesias, ya no está el hijo rebelde y obstinado, Íñigo Errejón. Ahora, el brazo derecho de Iglesias es la mujer que ocupa el lado izquierdo de su cama: Irene Montero. Los nuevos partidos tienen la propensión de cometer los mismos errores que denuncian.

Cuando Pablo Iglesias todavía no era nadie en política, sólo un tertuliano de verbo aguerrido en La SextaNoche, se marcó unas críticas demoledoras contra Ana Botella por ser esposa de Aznar y ocupar un cargo público, “una mujer cuya única fuerza proviene de ser esposa de su marido”. Cierto es que Irene Montero no posee el título de cónyuge, que sólo es la compañera sentimental del jefe, pero su prosperidad en el escalafón podemita no tiene desperdicio.

“De dónde saca pa tanto como destaca”, sueltan las lenguas viperinas de San Jerónimo. Sus méritos son múltiples y variados. Sus capacidades intelectuales son algo más delimitadas, se circunscriben a la Psicología. Aunque sólo tiene 29 años lleva lustros en el activismo político y su ídolo histórico es Antonio Gramsci. La revista “Tiempo” le ha dedicado su portada, que ha levantado ampollas entre la caterva twittera de Podemos, que siempre reclama libertad de expresión pero nunca la concede. Montero aparece sentada en una especie de trono y con el titular: “La reina de Podemos. De las juventudes comunistas a Yoko Ono del partido morado”. Recordemos que a Yoko Ono, viuda de John Lennon, le acusaron en su momento de ser la culpable de la ruptura de los Beatles.

Portada revista Tiempo Portada revista Tiempo

Portada revista Tiempo

Pero volvamos a fijar la atención en el macho alfa de la manada morada. Para que el empoderamiento de Iglesias quedará claro, Errejón ha perdido su lugar en la  “pole position” del hemiciclo del Congreso. Iglesias se ha marcado un “gambito de dama” y ha colocado en segunda fila a su rival, Íñigo, y a su lado a su amante y nueva portavoz, Irene. Además, a su ex, Tania Sánchez, no la ha expulsado del paraíso a pesar de sus inclinaciones ideológicas hacia Errejón, pero la ha enviado al gallinero del Congreso, como medida preventiva.

Esta claro que a Iglesias no le tiembla el pulso a la hora de reorganizar el partido a su antojo. Siempre le ha gustado amar y mandar, y ahora que se siente el triunfador de Vistalegre II, mucho más. Pero su actitud está siendo cuestionada, no sólo por las purgas internas y por premiar políticamente a su pareja, sino por saltarse las normas internas y “designar” a dedo al candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid. Iglesias pactó con Errejón que será en 2019 el candidato para competir con Cristina Cifuentes. Sin embargo, se han oído voces discordantes, principalmente las anticapitalistas de Miguel Urban, que se ha quejado del amaño de sillones y de no respetar unas futuras elecciones primarias. 

 En fin, lo de siempre, mucho bla, bla, bla, sobre el nepotismo y la democracia interna pero a la hora de la verdad todos sucumben a la tentación de nombrar a dedo a sus elegidos y de beneficiar a las parientas. Menos mal que en Podemos son una familia bien avenida, si llegan a ser otra cosa terminan como en “Bodas de sangre”… aunque bien mirado, a este sainete aún le queda cuerda para rato.