El Gobierno está "tranquilo" ante un reto secesionista "sin urnas ni calendario"


  • El Ejecutivo ha confirmado su confianza en el Tribunal Constitucional como el brazo ejecutor que debe mantener la legalidad ante las propuestas independentistas.

  • "Están estudiados todos los escenarios y contempladas todas las vías de actuación previstas para actuar con firmeza y proporcionalidad", insisten desde el Ejecutivo.

El Gobierno subraya que Dastis se pagó sus gastos en vacaciones y ve normal que atienda la invitación de un embajador

El Gobierno subraya que Dastis se pagó sus gastos en vacaciones y ve normal que atienda la invitación de un embajador MADRID | EUROPA PRESS

El Gobierno está "muy tranquilo" ante el desafío secesionista que le plantea el independentismo catalán porque "todo son anuncios de anuncios", y en realidad, "no tienen ni urnas, ni censo, ni apoyo internacional ni siquiera calendario". Así de tajante y claro se ha mostrado el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo tras el Consejo de Ministros extraordinario celebrado este miércoles, tras reiterar que desde el Ejecutivo se han contemplado todos los escenarios posibles de actuación por parte del Parlament y la Generalitat y se tienen respuestas para todo. 

Méndez de Vigo confirmó que, en principio, la primera respuesta tajante ante una ley que avale la secesión de Cataluña la deberá dar el Tribunal Constitucional, previa impugnación por parte del Ejecutivo, de forma que se pueda parar de forma rápida y proporcionada, con la ley en la mano, cualquier intentona separatista que no esté acorde con la legalidad. "Están estudiados todos los escenarios y contempladas todas las vías de actuación previstas para actuar con firmeza y proporcionalidad", ha insistido.

El portavoz del Ejecutivo no ha querido pronunciarse sobre el posible delito de "sedición" por parte de la Generalitat al que se refirió esta semana su homólogo del Grupo Parlamentario en el Congreso Rafael Hernando, pero ha advertido que el supuesto "derecho de secesión" que reclaman los separatistas catalanes no está en la Constitución, y estaría fuera de la legalidad. 

La CUP marca la agenda en Cataluña

Aunque el Consejo de Ministros de la tarde estaba listo para cualquier eventualidad que se pudiera decidir en el pleno del Parlament catalán de la mañana, la prórroga final que se ha decidido sobre la calificación de la Ley de Referéndum no ha obligado a tomar mayores decisiones. Méndez de Vigo se ha mostrado extrañado de que esa calificación no se haya realizado con al excusa de que es algo muy complejo, cuando las declaraciones de los responsables catalanes apuntan a una aprobación express de la norma sin admitir ni siquiera enmiendas. 

Le interesa leer: Semanas de infarto para sellar el futuro de Cataluña

Desde el entorno del Gobierno se ha advertido a lo largo del día de la gran confusión que existe en la familia independentista catalana, donde el ímpetu con que algunos hablan de aprobar normas y separar Cataluña de España choca con el temor a las consecuencias económicas y legales que eso puede tener, tanto a nivel personal, como para todo la sociedad catalana. 

"Lo que no es normal y nos preocupa -ha señalado el portavoz- es que una fuerza minoritaria radical y antisistema, como al CUP, sea la que dice la agenda política en Cataluña".