Acusan a presidente Poder Electoral de Nicaragua de enriquecimiento ilícito

  • Managua, 19 feb (EFE).- El presidente del Poder Electoral de Nicaragua, magistrado Roberto Rivas, fue acusado por los delitos de enriquecimiento ilícito, fraude, peculado, malversación de caudales públicos y defraudación aduanera ante el Ministerio Público, informó hoy una fuente oficial.

Acusan a presidente Poder Electoral de Nicaragua de enriquecimiento ilícito

Acusan a presidente Poder Electoral de Nicaragua de enriquecimiento ilícito

Managua, 19 feb (EFE).- El presidente del Poder Electoral de Nicaragua, magistrado Roberto Rivas, fue acusado por los delitos de enriquecimiento ilícito, fraude, peculado, malversación de caudales públicos y defraudación aduanera ante el Ministerio Público, informó hoy una fuente oficial.

La denuncia fue interpuesta por el abogado Gustavo García Prado, miembro del grupo de seguimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción (CICC), de la cual Nicaragua es suscriptora, dijo a Efe la portavoz del Ministerio Público, Indira Ugarte.

Rivas, titular del Consejo Supremo Electoral (CSE), fue acusado a titulo personal por García Prado por supuestamente haberse enriquecido "de una manera exorbitante y sin justificación alguna" en perjuicio del Estado, según la denuncia.

García Prado sostiene que el magistrado Rivas, un protegido del cardenal nicaragüense Miguel Obando y Bravo, "ha incrementado su patrimonio tanto económico como real, enriqueciéndose de una manera dudosa e ilegal mediante actos de tráfico de influencias, lo cual ha perjudicado al Estado de Nicaragua".

Rivas es hijo de Josefa Reyes, secretaria personal del cardenal nicaragüense, y también vicerrector académico de la Universidad Católica, cuyo presidente fundador es Obando y Bravo.

En el escrito acusatorio, presentado este miércoles, el abogado señala que el juez electoral introdujo a Nicaragua un yate valorado en 118.046 dólares sin pagar impuestos, "por lo cual el perjuicio al Estado fue de 85.369 dólares, acción típica del hecho punible de defraudación aduanera".

En el documento, el abogado pide además a la Fiscalía investigar cómo el funcionario adquirió un islote en el Gran Lago de Nicaragua y una casa de verano en el balneario Playa Hermosa, en el Pacífico.

También una mansión de tres millones de dólares en Costa Rica y un jet con el cual "semanalmente" Rivas viaja al vecino país.

El denunciante observa que el mantenimiento de ese avión cuesta hasta 100.000 dólares y el magistrado electoral devenga un salario mensual de 5.000 dólares.

Roberto Rivas es hermano del embajador de Nicaragua en Costa Rica, Harold Rivas.

Asimismo, el denunciante indica que Rivas incurrió en el delito de malversación de caudales públicos al usar 278.481 córdobas (unos 14.000 dólares) del CSE y entregarlos, en calidad de donación, a una iglesia católica de Managua, en septiembre de 2001.

Otro de los supuestos delitos por los que se acusa al presidente del Poder Electoral es por violar la Ley de Contratación del Estado al comprar de forma directa, sin licitación, material electoral por 959.100 córdobas (unos 48.000 dólares), según la denuncia.

En el escrito, el abogado afirma que existe una resolución de la Contraloría General de la República (fiscalía de cuentas) en contra del magistrado electoral por esos delitos.

El fiscal Julio Centeno Gómez dijo a la prensa que analizarán ese caso para valorar si proceden o no con la acusación.

Por su lado, el magistrado Rivas, que goza de inmunidad por su cargo, aún no reacciona a esa denuncia.

Para ser desaforado se requiere del voto de 47 de los 92 legisladores que integran la Asamblea Nacional.