Asumen el nuevo fiscal general y el fiscal adjunto de Honduras

  • Tegucigalpa, 10 mar (EFE).- El nuevo fiscal general del Estado de Honduras, Luis Alberto Rubí, y el fiscal general adjunto, Roy Urtecho, asumieron hoy sus cargos, luego de su elección en febrero pasado por el Parlamento del país centroamericano.

Asumen el nuevo fiscal general y el fiscal adjunto de Honduras

Asumen el nuevo fiscal general y el fiscal adjunto de Honduras

Tegucigalpa, 10 mar (EFE).- El nuevo fiscal general del Estado de Honduras, Luis Alberto Rubí, y el fiscal general adjunto, Roy Urtecho, asumieron hoy sus cargos, luego de su elección en febrero pasado por el Parlamento del país centroamericano.

La ceremonia se celebró en un hotel de Tegucigalpa, donde Rubí reiteró su voluntad de recuperar la credibilidad que ha perdido el Ministerio Público en los últimos años.

También dijo que entre otros objetivos se ha propuesto que el Ministerio Público cuente con su propia policía de investigación, para hacer más efectivo el trabajo de los fiscales.

Rubí, ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia y promovido para fiscal general por el gobernante Partido Liberal de Honduras, sustituye en el cargo a Leónidas Rosa Bautista, del opositor Partido Nacional, ambos conservadores.

En tanto, Urtecho, del Partido Nacional, sucede al liberal Omar Cerna.

Los nuevos fiscales general y adjunto asumieron para un período de cinco años.

Su elección fue ampliamente criticada por sectores sociales que se oponían a que los dos altos cargos de la Fiscalía General del Estado volvieran a surgir de un pacto entre los dos partidos tradicionales, Liberal y Nacional, que en enero pasado también se repartieron la nueva Corte Suprema de Justicia.

Una junta proponente incluyó los nombres de Luis Alberto Rubí y Roy Urtecho, entre otros candidatos a fiscal general y fiscal adjunto.

La oposición de algunos sectores a que los fiscales general y adjunto, y los magistrados del poder judicial sean de los dos partidos políticos mayoritarios obedece a múltiples denuncias en el sentido de que eso contribuye a que se siga fomentando la corrupción en el país.

Como ejemplo la sociedad civil señaló en febrero pasado algunas denuncias de sonados casos de corrupción que no fueron investigados por la Fiscalía, lo que también denunció en abril de 2008 la Asociación de Fiscales, de los que varios se declararon en huelga de hambre para exigir el cese de la corrupción en esa institución.

Casos similares se denunciaron en el poder judicial, que en el pasado reciente ha sido denunciado por presuntos actos de corrupción de algunos jueces y magistrados.

Rubí es el quinto fiscal general que tiene Honduras, desde que se fundó el Ministerio Público, a finales del siglo pasado.