El ex presidente taiwanés Chen Shui-bian se declara inocente al inicio del juicio

  • Taipei, 25 mar (EFE).- El juicio por corrupción contra el ex presidente independentista taiwanés Chen Shui-bian comenzó hoy con la declaración de inocencia del ex mandatario y de los testigos acusadores.

El ex presidente taiwanés denuncia una persecución política al inicio del juicio en su contra

El ex presidente taiwanés denuncia una persecución política al inicio del juicio en su contra

Taipei, 25 mar (EFE).- El juicio por corrupción contra el ex presidente independentista taiwanés Chen Shui-bian comenzó hoy con la declaración de inocencia del ex mandatario y de los testigos acusadores.

Chen, de 58 años y que desafío a China durante sus ocho años al timón político de la isla, reiteró que el juicio es una mera maniobra política contra el sector independentista y acusó a los fiscales de manipular la investigación.

"El gran interés y dedicación de la fiscalía en este caso no tiene parangón con casos contra otros políticos, incluidos el ex presidente Lee Teng-hui y el presidente Ma Ying-jeou", dijo la Oficina de Chen, en un comunicado de prensa.

En 2007 Ma fue declarado inocente, de acusaciones de uso indebido de un presupuesto oficial, correspondiente a la época en que fue alcalde de Taipei, lo que le permitió presentarse a la presidencia en 2008.

Chen puede afrontar penas de prisión perpetua si se le declara culpable de embolsarse 3,07 millones de dólares de un presupuesto oficial y otros 2,73 millones de dólares en corrupción relacionada con la venta de un terreno para uso oficial.

Los fiscales también acusan a Chen de falsificación de documentos, tráfico de influencias, extorsión y lavado de dinero.

La esposa, el hijo y la nuera de Chen también han sido acusados de cargos similares y se han declarado culpables de lavado de dinero, pero han rechazado los cargos de corrupción.

La sesión de hoy se centró en las acusaciones de corrupción, y contó con el testimonio de un empresario que afirma haber entregado a Chen y a su esposa, Wu Shu-chen, cuantiosas donaciones, antes de lograr un lucrativo contrato oficial.