El PSIB descarta la expulsión de UM del gobierno balear ya que las negociaciones van "en el camino del acuerdo"

PALMA DE MALLORCA, 2 (EUROPA PRESS)

El conseller insular de Presidencia del gobierno balear, Cosme Bonet, afirmó hoy no creer que vaya a producirse el escenario planteado por el PSM, que ayer exigió al presidente del Govern, Francesc Antich, que expulse a UM del Pacte si este partido vota con el PP la enmienda del golf de Son Baco, al aseverar que las negociaciones en torno a esta cuestión van "más en el camino de alcanzar un acuerdo que una confrontación".

Así se pronunció en los pasillos del Consell de Mallorca, donde manifestó que "no querríamos" que se dieran estas circunstancias y consideró que "es demasiado pronto para verter según qué comentarios".

Asimismo, subrayó que en estos momentos "no peligra" el pacto de gobernabilidad suscrito por PSIB, UM y Bloc a raíz de la enmienda presentada por los regionalistas al decreto turístico para posibilitar la construcción del campo de golf de Son Baco, en Campos, acompañado con oferta complementaria.

En relación a posibles proyectos que se lleven a cabo en caso de que finalmente no prospere la enmienda, Bonet manifestó que hablar de "compensaciones" sería "una equivocación". "De lo que se trata es de dar una alternativa de futuro y poner orden dentro de un municipio que en los últimos años ha sufrido una presión urbanística exagerada y que ha afectado a la calidad de vida de sus habitantes", matizó al respecto.

Al mismo tiempo, el conseller de Presidencia se refirió al desarrollo de dos zonas de Campos calificadas como Áreas de Reconversión Territorial (ART) -por el que aboga el alcalde de Campos, Guillem Ginard-, sobre las cuales Bonet manifestó que "hay unas ART que deben retirarse y otras que se deben estudiar", por lo que "pronunciarnos sobre un tema tan complejo supondría faltar a la verdad, y no conviene pronunciarnos sobre los términos de las negociaciones".